México condena ante ONU crímenes del Estado Islámico en Irak
Embajador Juan Ramón de la Fuente en el Consejo de Seguridad de la ONU. Foto de @MexOnu

El Gobierno de México condenó ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los crímenes perpetrados en Irak por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL).

El representante permanente de México ante la ONU, el Embajador Juan Ramón de la Fuente, resaltó la investigación sobre el uso de armas químicas en Irak y condenó la participación de la Universidad de Moscú, Rusia.

Reorientar una institución académica hacia el desarrollo de armas de destrucción en masa es realmente lamentable”, condenó.

El Embajador Juan Ramón de la Fuente llamó a reflexionar sobre la importancia de fortalecer las herramientas de la comunidad internacional y la necesidad de la plena aplicación de la resolución 1540.

Destacó además la estrecha cooperación de Irak con el Equipo de investigación para promover la rendición de cuentas por los crímenes cometidos por Daesh / ISIL (UNITAD).

Esta colaboración ha sido para la digitalización de evidencia documental, el adiestramiento y apoyo técnico para la excavación de fosas, así como para la impartición de cursos a jueces en derecho penal internacional.

Asimismo la Unidad de Crímenes Financieros de Unitad aborda el financiamiento y recursos de ISIL.

Clarificar estas operaciones puede ser esencial para desarticular operaciones que se siguen llevando a cabo en la actualidad, al tiempo de mejorar las estrategias para combatir el financiamiento del terrorismo de una manera más eficaz”, sostuvo el Embajador Juan Ramón de la Fuente.

El representante de México resaltó también la ceremonia de devolución de restos a familiares de víctimas en Irak, que se realizará este mes, derivado de las exhumaciones de víctimas.

Reiteró la importancia de que los crímenes cometidos por ISIL no queden impunes, toda vez que la evidencia que ha sido y sigue siendo recabada por UNITAD puede servir para habilitar tribunales nacionales e internacionales en el procesamiento y enjuiciamiento de los responsables de los crímenes.

La verdad acompañada de la impartición de justicia es la mejor vía para la reparación del tejido social y la consolidación de una paz sostenible”, concluyó.

Con información de López-Dóriga Digital