México aplicó más de 223 millones de vacunas COVID-19; caducaron más de 5 millones: Salud
Una enfermera extrae una dosis de un vial de la vacuna AstraZeneca contra COVID-19. EFE/Marcial Guillén/Archivo

La Secretaría de Salud federal (SSa) informó que en México se han aplicado un total de 223.2 millones vacunas contra el COVID-19.

En un comunicado este sábado, la dependencia federal explicó que del 23 de diciembre de 2020 al 23 de septiembre de 2022, el país ha recibido 243 millones 947 mil 095 vacunas contra COVID-19 para inmunizar a niños y niñas de cinco a 11 años, adolescentes y personas adultas

“Con las dosis aplicadas, México ha cumplido con los objetivos de vacunar al 70 por ciento de su población, y reducir el número de hospitalizaciones y muertes ocasionadas por el virus SARS-CoV-2, lo que ha facilitado la reapertura económica y el regreso a las actividades normales”, dijo.

La SSa afirmó que la estrategia de vacunación contra el virus SARS-COV-2 contempló la utilización de vacunas que solo cuentan con autorización de emergencia, lo que implica tiempos recortados de vida útil por la limitada evidencia.

“Adicionalmente, las vacunas que se han recibido como parte de donación de otros países, por lo general cuentan con una vida útil o caducidad corta, complicando aún más la operatividad y logística de la estrategia.

Como resultado de lo anterior, cinco millones 041 mil 050 presentaron caducidad vencida, lo que representa 2.07 por ciento del total de biológicos disponibles en el país, y que se encontraban bajo resguardo de Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex) S.A. de C.V.

“Adicionalmente un total de 856 mil 191 dosis (0.35 por ciento del total recibido) se han catalogado como pérdidas en las entidades federativas, ya sea mermas operativas o por accidentes de frío, o por caducidad.

Foto de Secretaría de Salud

Como se aprecia en la tabla anterior, la gran mayoría de las dosis con caducidad vencida antes de su aplicación, corresponden a vacunas donadas de AstraZeneca 3.4 millones (68 por ciento del total de vacunas caducadas en Birmex) y el resto corresponden a Sputnik V.

Además de las razones generales ya mencionadas, en el caso de las vacunas de Sputnik V, una razón adicional que complicó su aplicación, fue el retraso importante en la entrega especifica del componente 2 por parte del laboratorio productor, lo que implicó que ante la incertidumbre de completar esquemas se retasara el inicio de esquemas primarios de vacunación con el componente 1.

“Esta situación no es exclusiva de México durante la vacunación contra COVID-19; países como Estados Unidos, España, Alemania y Uruguay también han reportado la caducidad del biológico contra COVID-19, así como mermas por diversas causas que no son atribuibles a procesos irregulares. Este tipo de mermas son esperadas en cualquier proceso de vacunación y mermas menores del 5 por ciento están dentro de lo esperado”, se lee en el boletín.

En el caso de nuestro país, la Norma Oficial Mexicana NOM-036-SSA2-2012 de Prevención y control de enfermedades. Aplicación de vacunas, toxoides, fabotérapicos (sueros) e inmunoglobulinas en el humano, establece que una vez concluida la vigencia de uso de todos los productos biológicos deben darse de baja, inactivarse y desecharse. Este instrumento es aplicable a todas las vacunas sin distinción y no solo las utilizadas contra COVID-19.

“Es de destacar que la medida de inactivar las vacunas contra COVID-19 con caducidad vencida no impactó en la disponibilidad del biológico para atender la demanda de la población en todo el país”, destacó.

Con información de López-Dóriga Digital