¿Cómo entender el caso del Fiscal de Morelos?
Foto de El Sol de Cuernavaca

En diciembre de 2018, se inició un procedimiento de remoción contra el Fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, supuestamente por no contar con los exámenes de control de confianza.

No obstante, dicho intento de removerlo del cargo no prosperó, por dos razones: la primera fue que no existió el consenso político necesario y la segunda, que un Juzgado Federal le otorgó a Carmona Gándara una suspensión definitiva dentro de un juicio de amparo, por las irregularidades del procedimiento.

Desde aquella fecha hasta el momento, el Congreso del Estado ha sido respetuoso de la determinación judicial, toda vez que sigue vigente la medida suspensional y por ello el Congreso local no tiene la posibilidad de removerlo del cargo.

No obstante, en diciembre del año pasado, la Fiscalía General de la República (FGR) acusó al Fiscal de Morelos por el mismo tema; es decir, que supuestamente no contaba con las evaluaciones de control de confianza. Dicha acusación la presentó ante la Cámara de Diputados, considerando que Carmona Gándara cuenta con fuero constitucional en términos de lo dispuesto por el párrafo quinto del artículo 111 de la Constitución federal.

El Fiscal Uriel Carmona desde aquel momento señaló que no solamente cuenta con evaluaciones vigentes de control de confianza, sino que fue la propia FGR quien lo evaluó en 2018, año en el que fue nombrado por el Congreso local como fiscal estatal.

Además, Carmona Gándara ha sido reiterativo en el sentido de que él fue nombrado por el Congreso local de Morelos por mayoría absoluta y que cumplió con todos los requisitos señalados en la legislación del estado, por lo que no existía la obligación de tener aprobados los exámenes de control de confianza previo a su nombramiento.

Derivado de la solicitud de declaración de procedencia (desafuero), el tema fue radicado en la Sección Instructora, tal y como lo señala la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos. En ese sentido, dicho órgano colegiado le solicitó al Fiscal de Morelos rindiera su informe respectivo en términos de la propia ley, mismo que presentó el 4 de enero del año en curso.

La Ley citada señala que la Sección Instructora, posterior a la recepción del informe mencionado, debe abrir un periodo de pruebas de por lo menos 30 días, a efecto de que tanto la FGR como el Fiscal Uriel Carmona prueben sus dichos. No obstante, 3 de los 4 integrantes de la Sección Instructora decidieron no abrir el periodo probatorio y declarar, contrario a lo señalado por la propia FGR y por una Juez Federal, que el fiscal de Morelos no tiene fuero.

Sobre ese respecto, tenemos conocimiento que dentro de las pruebas ofrecidas por el Fiscal de Morelos, este solicitó que se pidieran las fechas de los nombramientos y de las evaluaciones de todos los fiscales del país, incluyendo el del Fiscal General de la República, a fin de constatar que en dichos cargos la evaluación se lleva a cabo una vez nombrado y no antes. Sin embargo, la Sección Instructora no ha solicitado a la fecha dicha información.

En ese sentido, es que el Presidente de la Sección Instructora envió el dictamen a la Mesa Directiva para su votación en el Pleno, a fin de que se declarara que el Fiscal de Morelos no cuenta con fuero constitucional; contrario a los casos de los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo, en los cuales no está en duda si tienen o no fuero, por lo que la Cámara de Diputados se deberá erigir en Jurado de Procedencia a fin de decidir sobre si retirarles el fuero o no.

No obstante lo anterior, la diputada presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri Riancho, tanto por oficio como públicamente ha señalado que el dictamen del Fiscal de Morelos no puede someterse a votación del Pleno de la Cámara de Diputados, toda vez que Uriel Carmona cuenta con una suspensión definitiva dentro del juicio de amparo 05/2021 radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito en el estado de Morelos.

De la misma manera, en su momento, la diputada priista Claudia Pastor, fue reiterativa con sus compañeras y compañero de la Sección Instructora, en el sentido de que no se puede determinar que el Fiscal de Morelos no cuenta con fuero, cuando la propia FGR y el Poder Judicial de la Federación ya han determinado lo contrario.

Por otro lado, el diputado Ignacio Mier Velasco, Presidente de la Jucopo de la Cámara de Diputados, propuso hace algunas semanas un periodo extraordinario a fin de tratar 3 temas: el caso del diputado Saúl Huerta, acusado por acoso sexual, el del diputado Mauricio Toledo, acusado por enriquecimiento ilícito y el del fiscal de Morelos, Uriel Carmona, acusado por no contar con exámenes de evaluación de confianza al ser nombrado en 2018.

Sin embargo, la diputada Sauri Riancho, en su momento, reiteró su postura con relación a que en razón de existir una determinación judicial que impide a la Cámara de Diputados resolver en definitiva el tema del Fiscal de Morelos, no puede ponerlo a votación aún y cuando la Comisión Permanente apruebe un periodo extraordinario. “Pesadillas me da ver a mis compañeros y a mi misma en el riesgo de ser destituidos y multados por incumplir una sentencia de amparo, así nos queden unas cuantas semanas.”. Lo anterior, toda vez que constituye un delito en términos de la Ley de Amparo el desobedecer una suspensión definitiva.

La propuesta con relación a la aprobación de un periodo extraordinario para tratar el caso del Fiscal de Morelos fue dictaminada por la Primera Comisión hace un par de semanas y el día de ayer, 26 de julio, fue sometida a votación en el Pleno de la Comisión Permanente, resultando en 20 votos a favor, 12 en contra y 3 abstenciones, por lo que la propuesta no fue aprobada, toda vez que diversos legisladores insistieron en que el proceso legislativo estuvo viciado y además no existió un consenso entre los diversos grupos parlamentarios.

Sin embargo, el día de hoy, el senador Ricardo Monreal por medio de sus redes sociales hizo pública su intención de consenso entre partidos a fin de llevar a cabo un periodo extraordinario. A las pocas horas, se confirmó dicha intención por medio de la convocatoria formal para el día de mañana 28 de julio, a fin de que la Primera Comisión dictamine una nueva iniciativa de periodo extraordinario a las 10am y posteriormente a la 1pm la Comisión Permanente pueda aprobar un periodo extraordinario para ambas Cámaras.

Llama la atención el hecho de que el dictamen circulado el día de hoy a partir de las 7pm, si bien tiene la intención de aprobar un periodo extraordinario, no contempla los dos desafueros pendientes de los diputados Mauricio Toledo y Saúl Huerta. De la misma manera el dictamen en comento no incluye como tema a tratar por la Cámara de Diputados, el dictamen que resuelve que el Fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, no cuenta con fuero constitucional.

Con información de López-Dóriga Digital