Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

FES Iztacala retira a pasantes de Hospital de Ecatepec tras muerte de alumno por COVID-19

FES Iztacala retira a pasantes de Hospital de Ecatepec tras muerte de alumno por COVID-19 - Hospital General de Ecatepec. Foto de Google Maps
Hospital General de Ecatepec. Foto de Google Maps

La FES Iztacala indicó que la medida se mantendrá hasta que mejoren las condiciones para los pasantes y las medidas de seguridad en el hospital

La Facultad de Estudios Superiores de Iztacala de la de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) retiró a médicos pasantes del Hospital General de Ecatepec por la muerte de uno de sus alumnos a causa de COVID-19.

Indicó que la medida se mantendrá hasta que mejoren las condiciones para los pasantes de esa Casa de Estudios puedan realizar su trabajo con las medidas de seguridad requeridas en hospitales.

Indicó que tras conocer sobre la muerte del pasante Jorge Alejandro López Rivas a causa de la COVID-19, la directora de la FES Iztacala, María del Coro Arizmendi Arriaga, pidió que el jefe de carrera, Adolfo René Méndez Cruz, se pusiera en contacto con la familia de Jorge, a fin de brindarles todo el apoyo necesario.

Narró que hubo tres reuniones con personal de la Secretaría de Salud del Estado de México, del Hospital General de Ecatepec y con médicos internos que se encontraban asignados a dicho nosocomio, donde se escucharon inquietudes de los alumnos.

A lo anterior, la FES Iztacala decidió retirar en su totalidad al equipo de pasantes asignados a dicha dependencia hasta que se mejoren las condiciones para que todas y todos puedan realizar su trabajo, con las medidas de seguridad adecuadas.

También solicitó que se lleven a cabo revisiones a las distintas sedes hospitalarias en donde alumnos de la FES Iztacala laboran para que en las instalaciones que no puedan proporcionar condiciones óptimas para el desarrollo de sus actividades, se retiren de inmediato.

Arizmendi Arriaga reiteró el compromiso de la Facultad para que la realización de este proceso continúe siendo voluntaria.

Además, pidió el apoyo de quienes decidan continuar con esa preparación e identifiquen una situación irregular, se comuniquen con la jefatura de carrera, con el compromiso de atender los casos de manera particular.

“La pérdida de la vida de Jorge Alejandro llena de tristeza a la Universidad Nacional y a nuestra Facultad y al mismo tiempo es clara evidencia del fuerte compromiso y de la vocación de nuestros alumnos, quienes están plenamente comprometidos con la responsabilidad social de la institución”, detalló la institución universitaria.

La directora de la FES Iztacala reiteró que no se dejará de exigir a las autoridades el reforzamiento de las condiciones necesarias para que los alumnos que así lo decidan continúen su preparación en los distintos hospitales.

En Edomex, médico laboraba sin equipo de protección y en 12 días murió por COVID-19
El médico laboraba en el área de Urgencias del Hospital General Ecatepec Dr. José María Rodríguez, donde también murió.

Negligencia en el Hospital Ecatepec causa muerte de Jorge López Rivas

 

Jorge Alejandro López Rivas, el médico interno de pregrado, laboraba en el área de Urgencias del Hospital General Ecatepec Dr. José María Rodríguez.

Varias veces atendió a pacientes sospechosos de COVID-19, sin contar con el equipo indispensable.

De acuerdo con un escrito de médicos de la UNAM, en diciembre, el pasante laboró, pero el 12 de diciembre comenzó a presentar dolor de cabeza y de cuerpo, así como diarrea y pérdida del sentido del gusto.

“No se veía tan mal”

El joven médico reportó su situación a los encargados del área, pero no le hicieron caso y le pidieron continuar trabajando porque “no se veía tan mal”.

Los síntomas siguieron hasta el 15 de diciembre, cuando se presentó en el área de triage del hospital donde trabajaba; no obstante, tras revisión médica le dieron su diagnóstico como “paciente sin datos de dificultad respiratoria, afebril, neurológicamente íntegro”.

Pero Jorge siguió con molestias, Se hizo la prueba PCR de COVID-19 y mientras esperó el resultado, el médico de guardia de Urgencias le ordenó continuar con sus labores.

El 18 de diciembre, la salud de Jorge se quebró. A sus síntomas se agregaron la dificultad para respirar y de inmediato informó de su estado al servicio de Urgencias, Epidemiología y Enseñanza del mismo hospital.

Le remitieron a practicarse otra prueba PCR y pidió resultados de la prueba practicada tres días antes para validar su incapacidad, ya si no se tomaría como incumplimiento de su labor.

Con agravamiento del cuadro clínico durante la guardia, decidió retirarse de la unidad.

Tres días después, el 21 de diciembre, su nivel de oxigenación era del 79 por ciento y decidió ir con un médico particular “quien comienza esquema para infección por SARS-COV2 y el uso de oxígeno suplementario a 3 litros por minuto”.

Solo le contaron las faltas, a pesar de que ya requería oxígeno suplementario

 

Jorge reportó su estado de salud al área donde labora, pero le pidieron esperar resultados del PCR, tomados seis días atrás. Le ordenan que vea la manera de acudir a su trabajo.

Su cuerpo solicita más oxígeno suplementario y los resultados de la prueba no llegan, ni fueron exigidos por el área de Enseñanza, “que tampoco contactaron a familiares” y tomaron su ausencia como faltas.

ya para las 17:00 h del 4 de enero, Jorge fue ingresado por sus familiares al mismo hospital, en estado de gravedad y “saturando aún con oxígeno suplementario a 10 litros, no más del 65 por ciento”.

Sus compañeros lucharon para reanimarlo

Durante 40 minutos, sus compañeros de Urgencias, el área donde se contagió, lucharon por reanimarlo, pero esto no fue suficiente, pues a las 17:40 horas el médico murió.

La muerte de Jorge motivó la protesta de los internos de Pregrado de la UNAM, Instituto Politécnico Nacional y Universidad Autónoma del Estado de México, que prestan sus servicios en el hospital general, quienes se han declarado en Asamblea Permanente.

Los médicos acusaron que su compañero murió por falta de equipo, de atención médica oportuna, de medicamentos y oxígeno.

En el escrito, denunciaron que los médicos de guardia, residentes de cirugía general y residentes de medicina interna, que participan en esa lucha laboran sin equipo necesario.

“Sin guantes, alcohol, jeringas, válvula, mascarilla reservorio, toma de oxígeno funcional, laringoscopio, medicamentos inductores de coma, catéter trilume, ni equipo de protección personal”, refirió la misiva.

Los días posteriores, las autoridades del Hospital General de Ecatepec no contactaron a sus familiares, ni establecieron una postura por la muerte de Jorge Alejandro López Rivas.

Con información de López-Dóriga Digital y Milenio

alumnoecatepecFES Iztacalahospitalhospitalespasantes
Menú de accesibilidad