Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Emilio Lozoya sale del hospital al que ingresó tras su extradición

Emilio Lozoya sale del hospital al que ingresó tras su extradición - Foto de EFE
Foto de EFE

Emilio Lozoya fue dado de alta del Hospital Ángeles del Pedregal donde se encontraba internado desde su llegada a México tras ser extraditado desde España

La madrugada de este sábado, Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, fue dado de alta del Hospital Ángeles del Pedregal donde se encontraba internado desde su llegada a México tras ser extraditado desde España.

Lozoya Austin abandonó las instalaciones del hospital custodiado por elementos ministeriales de la Fiscalía General de la República tras permanecer dos semanas internado.

Debido a la salida de Lozoya, se retiró el cerco de seguridad que mantenían elementos de la Guardia Nacional en las inmediaciones del hospital.

Unas horas antes, el viernes por la noche, a Lozoya le habría sido colocado el brazalete electrónico con el que podrá seguir su proceso en libertad.

Este sábado, Lozoya acudirá al Reclusorio Norte para firmar tal como se le fijó como medica cautelar por los procesos que siguen en su contra.

Un juez federal vinculó a proceso a Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, por el delito de operación de recursos de procedencia ilícita. 

Lozoya está acusado de haber recibido 10.5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de obras públicas en los estados de Hidalgo, Tamaulipas y Veracruz.

También está acusado de comprar la planta inservible de fertilizantes Agronitrogenados al director de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, a cambio de un soborno con el que se compró una lujosa casa en la capital.

Los jueces de control de ambas audiencias decidieron dejar a Lozoya en libertad condicional, con la prohibición de salir del país, la obligación de presentarse ante el Reclusorio Norte de la capital dos veces al mes y controlado con un brazalete electrónico.

El juez Artemio Zúñiga determinó que se colocara un dispositivo electrónico y se le retirara el pasaporte por temor de fuga, pero el imputado no pisará la cárcel.

Por lo tanto, quien fuera director de Pemex entre 2012 y 2016, durante el mandato de Enrique Peña Nieto, afrontará en libertad la acusación de haber participado en la compra irregular de una planta de fertilizantes inservible en 2013 tras recibir un soborno con el que adquirió una casa.

De acuerdo con la transcripción ofrecida por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el juez concedió a la Fiscalía seis meses para completar la investigación.

Y es que la Fiscalía no pidió prisión preventiva puesto que llegó a un acuerdo para que el exdirector de Pemex, huido el año pasado y capturado en febrero en España, revele datos de la corrupción en el Gobierno de Peña Nieto (2012-2018) a cambio de un trato judicial amable.

Según se ha filtrado a la prensa, Lozoya tendría pruebas de que el mismo Peña Nieto y su secretario de Hacienda, Lus Videgaray, habrían repartido sobornos a diputados de la oposición para que aprobaran sus reformas legislativas.

El actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, definió a Lozoya como “un testigo colaborador” y apoyó que reciba “ciertas consideraciones” a cambio de “conocer más” sobre la corrupción en la anterior administración.

Con información de López-Dóriga Digital  y EFE

altabrazalete electrónicoemilio lozoyahospitalmexicoOdebrecht
Menú de accesibilidad