El T-MEC solo, no alcanza

El T-MEC solo, no alcanza

Lo que hace unos meses era imposible se formalizó ayer en Washington cuando el Senado aprobó en forma abrumadora, 89 votos a favor y solo diez en contra, el Acuerdo de Libre Comercio México-Estados Unidos-Canadá, T-MEC

La verdad es un lujo que algunos no pueden darse. Florestán.

 

 

Lo que hace unos meses era imposible se formalizó ayer en Washington cuando el Senado aprobó en forma abrumadora, 89 votos a favor y solo diez en contra, el Acuerdo de Libre Comercio México-Estados Unidos-Canadá, T-MEC, cuyo parlamento lo tiene en pendiente.

El nuevo esquema se comenzó a trabajar en la Presidencia de Enrique Peña Nieto después de que Donald Trump rechazara al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, NAFTA por sus siglas en inglés, y puso al frente del grupo negociador a Ildefonso Guajardo, su secretario de Economía, y operador del TLC original, que se firmó en San Antonio, Texas, el 7 de octubre de 1992, llevando como testigos a los presidentes Carlos Salinas, George Bush padre y al premier canadiense Brian Mulroney, para que entrara en vigor el uno de enero de 1994, coincidiendo con el alzamiento del EZLN.

El tratado hizo de México una potencia exportadora, por ejemplo de vehículos, y disparó el intercambio comercial con Estados Unidos a niveles de 600 mil millones de dólares anuales, lo nunca soñado, hasta convertirse en el primer exportador a ese país.

Al triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, él que siempre había sido un crítico del NAFTA: dio un vuelco, apoyó al T-MEC, agregó al equipo negociador de Guajardo a Jesús Seade y el 30 de noviembre de 2018, en el último día de su gobierno, lo firmaron los presidentes Peña Nieto, Trump y el premier canadiense Justin Trudeau, en Buenos Aires.

Con el nuevo gobierno, las negociaciones, a cargo ya directamente de Seade, siguieron hasta lograr que el 10 de diciembre, en Palacio Nacional y llevando como testigo al presidente López Obrador, se firmara el Protocolo Modificatorio del T-MEC y que ayer se consumara su aprobación legislativa en el Congreso de Estados Unidos.

Ahora a lo que sigue.

El Gobierno de México tiene que poner su parte, pero el empresariado invertir lo que no invirtió el año pasado y que se tradujo en un crecimiento cero.

El solo T-MEC no hará lo que no hagan gobierno y empresarios.

RETALES

  1. CHAROLA.- Es una vergüenza que Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, esté haciendo una coperacha para reunir los 23 millones de pesos que necesita la delegación mexicana a los Juegos de Tokio, que inician el 24 de julio, como me dijo ayer;
  2. REACCIÓN.- La embajada china ya reaccionó al desmentido de Rocío Nahle sobre su inversión de 600 millones de dólares en Dos Bocas. Dijo que fue un malentendido el dicho del embajador Zhu Quingquiao, que llegó apenas en mayo; y…
  3. ALUD.- Ya llegó a nuestra frontera sur, la avanzada de la primera caravana hondureña que el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei con el argumento de que no entrarán a México porque encontrarán un muro. Pues solo que el muro sea la Guardia Nacional. La Segob ya dijo que no les dará visa.

Nos vemos el martes, pero en privado.

çEn Privadojoaquín lópez dórigaT-MECTratado México-Estados Unidos-Canadá

Menú de accesibilidad