El sargazo es un grave problema ambiental que se está politizando, advierten

El sargazo es un grave problema ambiental que se está politizando, advierten - Foto de EFE.
Foto de EFE.

México vive la peor contingencia ambiental, advierte la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún, Quintana Roo

Más que económico o turístico, el sargazo que llega a las costas del Caribe mexicano es un grave problema medioambiental que se está tomando de manera política, advirtió el hidrobiólogo Esteban Amaro Mauricio, director de la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún.

Viene creciendo, y es muy grave, por eso es preocupante que nuestras autoridades lo minimicen”, señaló en charla con López-Dóriga Digital.

Esta red monitorea diariamente los casi 800 kilómetros de litoral con drones, barcos y otros equipos, por lo que han demostrado que se trata de un problema real.

Es la peor contingencia ambiental que tiene ahora México como país, y no se le está dando la magnitud que tiene”, sentenció.

En estos días, en Cancún se lleva a cabo el Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo en el Gran Caribe, el cual reúne a especialistas de varios países con el fin de encontrar solución a este problema ambiental.

“En esta cumbre se busca un consenso y tratar de buscar una solución de manera regional porque esto no es un evento nada más de México, sino de toda la región del Caribe”, explicó.

Una propuesta para evitar que el sargazo llegue a las playas

Crear una barrera con barcos sargaceros a 60 kilómetros de la costa de la Riviera Maya, entre el extremo sur de Cozumel y la parte sur de Tulum, es la propuesta que presentará esta red durante ese encuentro.

Amaro Mauricio explicó que con una flota de 20 barcos se aminoraría el problema entre 80 y 90%. “El otro 10% que llegue a la playa es manejable para cualquier hotel en horas y ya no se verían saturados de sargazo como están ahora”, apuntó.

El lugar en el que esta propuesta, llamada “60 por 60”, plantea colocar esta barrera es junto donde ingresa la corriente que viene desde el sur y que trae el sargazo desde donde se genera, en una zona del mar localizada entre Brasil y África.

Así podemos parar en seco al sargazo ahí y evitar que dañe a toda la infraestructura turística de Quintana Roo”, reiteró el integrante de esta Red conformada por especialistas en el tema.

Cada barco tiene un costo aproximado de 17 millones de pesos y operarlo costaría alrededor de un millón y medio de pesos al mes, explicó.

“Ya existe un prototipo del barco en Cancún que se llama “Ruffo” y ya está haciendo pruebas en el mar”, aseguró.

 

El barco fue diseñado por una empresa mexicana en Zacatecas y ahora en Cancún esta Red la está apoyando con asesoría técnica y científica desde el año pasado. “Ahora el barco está completamente operable y ya pasó todas las pruebas de Marina y tiene todos los permisos para operar como barco sargacero”, afirmó.

 

Con información de Carlos Tomasini

Carlos Tomasiniecologíamexicoquintana rooSargazo

Menú de accesibilidad