El gobierno de Motecuhzoma antes de la Conquista

El gobierno de Motecuhzoma antes de la Conquista - Retrato de Motecuhzoma atribuido a Antonio Rodríguez. Siglo XVII.
Retrato de Motecuhzoma atribuido a Antonio Rodríguez. Siglo XVII.

A pesar que este Huey Tlahtoani es conocido popularmente por el nombre de Moctezuma, Cortés en sus Cartas de Relación lo escribe como Motecuçoma y Motecuhzomatzin

A pesar que este Huey Tlahtoani es conocido popularmente por el nombre de Moctezuma, Cortés en sus Cartas de Relación lo escribe como Motecuçoma y Motecuhzomatzin.

El significado de su nombre es “El señor que mira ceñudo”, “El de mirada grave”.
Se le asignó el sobrenombre Xocoyotzin, que significa “el joven” con el fin de diferenciarlo de su antecesor y ancestro, Motecuhzoma Ilhuicamina, “el flechador del cielo”.

El sufijo tzin tiene un tono reverencial y de afecto, significa “pequeño”. Era un formulismo dentro de las sociedades nahuas, aplicado principalmente a los ancianos, por ser portadores de la sabiduría, como también a los nobles y gobernantes.

Para 1502, año en que Motecuhzoma fue elegido Huey Tlahtoani de Mexihco-Tenochtitlán, la Triple Alianza era la organización militar más sólida que había existido en Mesoamérica.

Su antecesor Ahuízotl había trabajado para expandir las fronteras del imperio a lo largo de su reinado. También alentó la movilidad social a través del mérito y el valor y no solamente del linaje.

El nuevo Huey Tlahtoani decidió modificar esta práctica estableciendo que todas las personas que laborarán en el palacio, así como sus ayudantes, dignatarios y consejeros debían de ser de linaje noble, ya no bastaba contar con grandes habilidades o méritos.

¿No era acaso humillante y vil para un Tlahtoani verse rodeado de gente de un origen plebeyo y bajo? De esta forma todas las reglas relativas al estatus social se hicieron más estrictas. Esta fue una de las muchas reformas que empezó a realizar Motecuhzoma durante los primeros años de su gobierno.

También tenemos noticia que realizó una purga sobre los antiguos funcionarios y algunos militares veteranos que habían servido en bajo el gobierno de su tío, realizando ejecuciones o simplemente removiéndolos de su cargo.

Estuvo a cargo de llevar estas tareas el cihuacóatl, el segundo al mando debajo del Huey Tlahtoani, llamado Tlilpotonqui. Alva Ixtlilxochitl comenta que Motecuhzoma, a partir del año de 1508 “había empezado a manifestar su soberbia”, sustituyendo a los veteranos miembros de lo consejo desde el tiempo de su padre y sustituyéndolos por hombres que no osaban contradecirlo.

¿Habrán los cronistas exagerado sobre estas reformas y sobre su soberbia? ¿Acaso el orgullo era lo primero que debían de evitar los gobernantes mexicas de acuerdo a la educación que recibían?

El protocolo palaciego y hacia su persona se volvió más complejo y rígido durante su gestión. Cuando daba audiencia los señores que lo visitaban tenían que ir descalzos e ir vestidos con una simple tilma de fibra de ixtle. Al acercarse tenían que realizar tres reverencias y decir las palabras: Señor, mi señor, mi gran señor.

Otra nueva regla que fue impuesta consistió en que no podían ver directamente a los ojos al gran gobernante de Tenochtitlán, solamente estaban exentos los tlahtoques de Tezcuco, Tlacopan, así como sus familiares cercanos y esposas. Cuando el Huey Tlahtoani caminaba por las calles de la ciudad, lo cual sucedía en ocasiones especiales, se tenían que barrer las calles y colocar petates por donde él iba a transitar con el fin de no contaminar su persona sagrada.

De esta forma se establecía un culto reverencial, casi divino hacia la persona que ostentaba el cargo de Huey Tlahtoani.

Durante su gobierno, cuya duración fue de 1502 a 1520, hubo un derroche de riquezas y lujos no solo en su “corte palaciega” sino en toda la ciudad. Se dio inicio a una gran etapa constructiva para embellecer la ya majestuosa ciudad. De todas las obras que se realizaron destaca la más ambiciosa, la construcción de la VII etapa constructiva del Templo Mayor.

También sabemos de la creación de la Casa de las Fieras bajo el gobierno de Motecuhzoma, un zoológico donde se alojaban jaguares, panteras, venados, serpientes, nutrias, aves exóticas, armadillos, caimanes y una infinidad de animales. También se encerraban a enanos, albinos, personas con deformidades ya que eran considerados como ejemplares únicos y muy valiosos.

El lujo era más evidente en su entorno más privado. Cuando Motecuhzoma comía se le presentaban más de 30 platillos diarios, servidos en la mejor cerámica cholulteca “colorada y prieta”. De cada uno de ellos se realizaban entre 300 y 1000 porciones para todos aquellos que lo acompañaban durante sus actividades diarias.

Cuando era momento de disfrutar de los alimentos, el gobernante se sentaba frente a una pequeña mesa acompañado de cuatro mujeres nobles que estaban al pendiente de cualquier requerimiento. La escena se desarrollaba detrás de un biombo de madera para que nadie lo viera comer.

Al terminar, le gustaba disfrutar de un vaso de chocolate caliente y fumar tabaco mezclado con liquidámbar para después tomar una breve siesta. Sus acompañantes tenían que esperar a que finalizara todo este ritual para poder empezar a degustar sus alimentos. Bernal Díaz del Castillo comenta que el Tlahtoani se podía llegar a cambiar de vestimenta hasta 3 veces en un solo día, para nunca volverlas a usar las prendas.

Representación de Motecuhzoma Xocoyotl en el Teocalli de la Guerra Sagrada Mexica, elaborada en 1507.

 

En cuanto a la política militar y administrativa también difirió de su antecesor y tío. El gobierno de Ahuízotl se había caracterizado con una expansión territorial agresiva para aumentar la cantidad de pueblos tributarios, llevando incluso a los ejércitos de la Triple Alianza más allá del Istmo de Tehuantepec, hasta la lejana provincia de Soconusco y Guatemala.

En cambio, Motecuhzoma se dedicó a consolidar y a fortalecer los dominios ya conquistados. Fortaleció el valle de Tollocan con guarniciones y puestos de vigilancia ya que se trataba de la frontera con el poderoso estado purépecha encabezado por el Irecha o cazonci Zuangua I.

La primera campaña militar que realizó con el fin de conseguir cautivos para su ascensión al trono fue contra Nopallan e Icpatépec en el actual Oaxaca. Existe la versión de fray Juan de Torquemada, quien menciona que la campaña inaugural se llevó a cabo contra Atlixco, y puede que tenga razón.

El Huey Tlahtoani lo menos que quería era ausentarse por un periodo largo de Tenochtitlán cuando recién había sido entronizado. Se sofocaron rebeliones de los altepemes Yancuitlan y Tzotzollan en la provincia de Huaxyácac. Se conquistaron las ciudades de Callimanyan, Zoltépec y Tlatlayan en los alrededores de la actual Toluca.

También se realizaron importantes campañas en la actual región de Oaxaca, derrotando a las ciudades de Quetzaltépec, Cuauhnelhuatlan y el más importante de la región el señorío de Tototépec. Su última campaña militar fue contra los señoríos de Mazatzintlan y Zacatépec en la Huasteca.

Para consolidar el funcionamiento de este gran imperio, dotó de mayores facultades y poder a los calpixque, los señores encargados de recaudar los tributos. También fortaleció el aparato burocrático imperial. Finalmente impuso a su sobrino Cacama como Huey Tlahtoani de Tezcuco después de la muerte de Nezahuapilli en 1515, incrementando la hegemonía tenochca sobre los otros dos señoríos de la Triple Alianza.

Esta imposición política rompería la unidad de la familia gobernante acolhua, causando una rebelión encabezada por otro hijo del difunto gobernante, Ixtlilxochitl. Esta desestabilización en el segundo altépetl en importancia del imperio sería aprovechada años después por Cortés y sus huestes durante la guerra de conquista contra Tenochtitlán.

Vale la pena agregar que la última fiesta de fuego nuevo, donde se festejaba el término de un ciclo de 52 años llamado atadura, se llevó a cabo durante el gobierno de Motecuhzoma en el año de 1507 en el Huizachtépetl, mejor conocido actualmente como el Cerro de la Estrella en Iztapalapa.

El todopoderoso gobernante había consolidado su posición, así como su imperio en poco menos de cinco años. Nadie adivinaría que para 1519 la llegada de hombres barbados a las costas del Golfo de México trastocaría todo lo construido por Motecuhzoma.

Por: Enrique Ortiz García
Twitter: @Cuauhtemoc_1521
Instagram: @cuauhtemoc_1521

historiamexicomoctezuma