Compañía de Jesús exige justicia y devolución de cuerpos de asesinados en Cerocahui, Chihuahua
La iglesia de san Francisco Javier en Cerocahui, Chihuahua. Foto de Hotel Misión

El padre Luis Gerardo Moro Madrid, provincial de la Compañía de Jesús en México, exigió justicia y la devolución de los cuerpos de las tres personas asesinadas en una iglesia del poblado de Cerocahui, municipio de Urique, Chihuahua, entre los que se encuentran dos sacerdotes jesuitas.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para su espacio en Radio Fórmula, Moro Madrid apuntó que no se había asesinado a sacerdotes jesuitas en México desde el año de 1927, cuando fue fusilado en la Ciudad de México el padre Miguel Agustín Pro y que estos tres homicidios ya fueron comunicados al papa Francisco.

Condenamos estos hechos violentos, a los dos jesuitas como a los muchos que están sucediendo, exigimos justicia y una investigación clara. Pedimos las recuperación de los cuerpos que fueron sustraídos del templo por personas armadas”, explicó.

Dos sacerdotes jesuitas, quienes tenían casi 40 años trabajando en la Sierra Tarahumara, y un guía de turistas fueron asesinados a balazos la tarde del lunes en el municipio de Urique, estado de Chihuahua.

Las víctimas fueron identificadas como los padres Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el guía Pedro Palma, cuyos cuerpos fueron robados por un comando del templo de Ceorcahui.

Moro Madrid contó los detalles de la forma en que fueron asesinados los sacerdotes y el guía de turistas adentro del templo de la comunidad de Cerocahui.

“Los datos que tenemos es que el agresor entra persiguiendo a uno (que quería protegerse). Entendemos por un tercer sacerdote que los dos jesuitas de alguna manera hayan intervenido para detener que no sucediera nada en el templo y no a la persona. En ese momento el agresor dispara a aquel que perseguían y a los dos sacerdotes, al oír los balazos sale el tercer jesuita y encuentra los cuerpos en el piso”, relató.

Lo que él recuerda es que el asesino voltea y le dice ‘lo siento, nos vamos a llevar los cuerpos’. Entran hombres para recoger los cuerpos, los arrojan a la parte trasera de una camioneta los cuerpos, los tapan con plásticos y huyen, es la narración directa del sacerdote que pudo ver y constar lo que ahí sucedía”, agregó.

El provincial de la Compañía de Jesús en México pidió a las autoridades federales y estatales que se tomen medidas para salvaguardar la vida de los religiosos y habitantes de la misión de Cerocahui.

También exigimos que se adopten medidas necesarias de protección para salvaguardar las vidas de nuestros hermanos sacerdotes que continúan en Cerocahui, de las hermanas religiosas que llevan una misión pastoral, de los laicos y laicas comprometidos con la Iglesia, pero también de toda la comunidad de Cerocahui”, refirió.

“Se quedan dos sacerdotes que forman parte de la comunidad de Cerocahui y ellos con una claridad nos han dicho nos vamos a quedar con la gente. Saben del riesgo que corren, que de alguna manera están amenazados, y no obstante no piensan salir”, agregó.

Moro Madrid agradeció la solidaridad hacia la Compañía de Jesús luego de que se hicieron públicos los asesinatos, e instó a la sociedad a realizar una reflexión y actuar en consecuencia para revertir la situación de violencia e inseguridad que existe en la actualidad.

“Así como nosotros hoy reclamamos los cuerpos de mis hermanos, cuántas personas que son víctimas de violencia en México están pidiendo recuperar los cuerpos de sus seres queridos. Este hecho nos conmociona a todos, no podemos seguir igual como sociedad mexicana, podemos seguir responsabilizando a uno u otro gobierno pero  también nosotros qué hacemos como sociedad”, aseveró.

Claro que resalta por ser dos sacerdotes ancianos, por su compromiso social, por hacer el bien. Estos nos lleva a pensar que no podemos continuar así. Ojalá y la muerte de estos dos hermanos nuestros, hombres que han entregado su vida en la Sierra Tarahumara sea una llamada de atención para todos los mexicanos para que actuemos en consciencia”, expuso .

Con información de López-Dóriga Digital