Arranca en CDMX vacunación contra COVID-19 de menores con comorbilidades
Foto de EFE

El Gobierno de la Ciudad de México inició la vacunación contra COVID-19 de adolescentes con alguna comorbilidad.

Decenas de menores de entre 12 y 17 años acudieron a la Biblioteca Vasconcelos o el CENSIS-Marina para recibir la primera dosis.

La vacuna utilizada para los menores con comorbilidades es la desarrollada por Pfizer y BioNTech.

Autoridades capitalinas prevén vacunar contra COVID-19 a 40 mil adolescentes con comorbilidades como obesidad, diabetes, asma y síndrome de Down.

La mayoría de los menores de edad acudieron a inmunizarse en compañía de sus padres, algunos de ellos disfrazados como personajes de la saga de Star Wars.

El pasado 1 de octubre la Secretaría de Salud federal habilitó el registro de vacunación para menores de edad, de entre 12 y 17 años, con comorbilidades.

Dicho registro podrán llevarlo a cabo los padres de familia por medio del sitio web mivacuna.salud.gob.mx, el cual requerirá la clave CURP del menor y datos de contacto.

Las comorbilidades que se tendrán en cuenta en esta etapa de la vacunación contra el COVID-19 son inmunosupresión (cáncer, trasplantes o VIH), enfermedad pulmonar crónica grave, afectaciones crónicas del riñón, hígado o sistema digestivo, enfermedad neurológica grave, diabetes y otras enfermedades endocrinas, anomalías genéticas o cromosómicas y embarazo adolescente.

Además de seleccionar el grupo de riesgo o comorbilidad para la vacunación, concordante con el diagnóstico clínico, señalar la institución y unidad de atención.

Padres piden más vacunas

Padres de familia alzaron la voz para pedir a las autoridades que inmunicen a todos los jóvenes, también a aquellos que no tienen ninguna enfermedad que comprometa su sistema inmunológico.

“Yo creo que también es importante hacer un llamado a que no solo vacunen. Sí es importante que vacunen a los niños con una discapacidad o algo así, pero también tienen hermanos y si se contagia el hermano pues también los van a contagiar”, dijo a Efe, Luisa Zebadúa, quien llevó a su hijo a la aplicación de la primera dosis de Pfizer contra COVID-19.

Marcos Carrera acudió con su hijo de 16 años, quien vive con síndrome de Down. Aunque aseguró sentirse aliviado porque su hijo ya cuenta con la primera dosis de la vacuna, también pidió considerar a todos los niños para la inoculación.

“Pienso que todos los niños, independientemente de si tienen alguna comorbilidad, deben estar vacunados. En esta primera etapa, qué bueno que haya sido para ellos (con alguna comorbilidad) pero debe ser en general”, aseveró.

México suma hasta ahora más de 3.7 millones de contagios y 286 mil 346 defunciones por COVID-19, la cuarta cifra más alta del mundo en números absolutos.

Desde diciembre de 2020 ha aplicado más de 115 millones de vacunas a mayores de 18 años, es decir, 78  por ciento del total de la población adulta y hasta mediados de octubre no había empezado a inocular a los menores con enfermedades.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE