Aumento en los niveles de agua en la mina ‘El Pinabete’ retrasa el rescate de los trabajadores atrapados
Personal de emergencia trabajan en el rescate de los 10 mineros atrapados en una mina, en el municipio de Sabinas (México). EFE/ Antonio Ojeda

Durante la madrugada de este domingo se registró un aumento en los niveles de agua de los distintos pozos de la mina de carbón, en Sabinas, Coahuila, donde permanecen atrapados diez trabajadores.

El Gobierno de Coahuila describió como “abrupta” la subida del agua e informó que ingenieros ya evalúan la situación.

A las 8:00 h el tirante de agua en el Pozo 2 marcó 12.92 metros; el del Pozo 3 marcó 15.51 m y el del Pozo 4 fue de 12.56 metros.

Autoridades de Coahuila agregaron que especialistas de Mimosa, del Servicio Geológico Nacional y de la Universidad Autónoma de Nuevo León ya diseñan una nueva estrategia para la extracción del agua.

Posteriormente, la coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, garantizó que no se abandonará a los mineros atrapados. “Compartimos la angustia que ellos sufren, y sepan que no estamos escatimando ningún recurso para lograr el propósito.

La funcionaria dejó en claro que el sistema de Protección Civil en México es de los más experimentados. “Tengan la confianza de que poseemos los conocimientos necesarios y las herramientas para atender esta emergencia”.

Los familiares de los 10 mineros que permanecen atrapados en una mina de carbón mineral que colapsó hace 10 días en el municipio de Sabinas, estado de Coahuila, pidieron este sábado la ayuda e intervención de rescatistas extranjeros y criticaron el actuar de los especialistas mexicanos.

Los familiares dijeron estar “desesperados por lo lento de las maniobras de rescate” que el viernes entraron en una pausa a consecuencia de una intensa lluvia que provocó una nueva inundación y que retrasó el ingreso de los rescatistas al pozo de la mina El Pinabete.

“Nosotros no quisimos dar información, ni nada, porque en cierta forma le quisimos dar su lugar a ellos (autoridades) de que nos ayudaran rápido pero nosotros ya nos cansamos (de tantos días) y decidimos salir porque ya necesitamos a nuestros familiares”, dijo Martha María Huerta, esposa de unos de los mineros.

Con información de El Universal y EFE