Aguirre se siente con la conciencia tranquila sobre Ayotzinapa

Aguirre se siente con la conciencia tranquila sobre Ayotzinapa

El gobernador con licencia se reunió con la Comisión Especial de Ayotzinapa de la Cámara de Diputados, y señaló que no ha acabado su carrera

El gobernador con licencia del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero expresó que él se siente con la “conciencia tranquila” sobre los hechos ocurridos el año pasado en Iguala los días 26 y 27 de septiembre por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

“Cuando se tiene la conciencia tranquila, no veo razón para tener temor. Más bien tengo preocupación; tengo rabia de lo que sucedió en Iguala con estos jóvenes y evidentemente mi contribución siempre estará orientada para que se conozca la verdad sea cual fuera”, anunció Aguirre al salir de una reunión con un grupo de diputados federales en la Ciudad de México.

Además, Aguirre aprovechó para desligarse de cualquier grupo de delincuencia organizada, y además expresó que la relación que sostiene tanto con José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, exalcalde y expresidenta del Sistema DIF municipal de Iguala, respectivamente, se dio en el marco institucional.

En la reunión con los diputados pertenecientes a la Comisión Especial de Ayotzinapa de la Cámara baja, también afirmó que tan pronto fue avisado de los hechos de Iguala, dio instrucciones a los responsables de cada una de las áreas correspondientes, tales como la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero, la Secretaría General de Gobierno del Estado de Guerrero y la Secretaría de Salud de la entidad, para que puedan atender la situación.

Aguirre Rivero asistió a la reunión pactada en el hotel Radisson de Periférico Sur acompañado de quien fuera su secretario general de gobierno, Jesús Jiménez Garnelo, y del entonces procurador de la entidad, Iñaki Blanco.

En tanto, aprovechó el experredista para señalar que no ha estado ausente del ámbito político, pues se mantiene presente en Guerrero y en la capital del país y rechazó que su carrera política haya finalizado.

Además aprovechó para anunciar que dentro de poco hará junto a personajes cercanos a él un movimiento cuyo objetivo será presentar, a través de su fundación, un proyecto a la sociedad civil del estado de Guerrero para combatir el cáncer cervicouterino de la cual presumió que ya tiene cinco clínicas en su estado.

Así, afirmó Aguirre que desde la trinchera de la sociedad civil seguirá aportando, sin cargo público, ni partido político. “Ahora que están de moda los independientes”, señaló.

Redacción

ángel aguirrecámara de diputadosjosé luis abarcamaria de los angeles pineda