Y que les da un ataque de prisa

Jesús Seade había regresado a México el fin de semana para asistir, con Marcelo Ebrard y Graciela Márquez, la secretaria de Economía, a un encuentro en el Senado encabezado por Ricardo Monreal, para mandar un mensaje a Washington, en el sentido de que las resistencias no eran un asunto de la cancillería o de la Presidencia, sino del Poder Legislativo, sobre todo tras la visita a Palacio Nacional del jefe del departamento de Justicia, William Barr, el jueves pasado


Menú de accesibilidad