No se limaron asperezas


Lo que escribí para hoy