Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Venezuela es una dictadura: cancilleres

Venezuela es una dictadura: cancilleres

Venezuela no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

Este martes inició la reunión de cancilleres y representantes de 17 países de América, incluyendo a Luis Videgaray de México, los cuales evalúan una posible condena a Venezuela, tras la instalación de la Asamblea Constituyente.

“Lo que tenemos en Venezuela es una dictadura” declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Ricardo Luna.

Los ministros regionales de Relaciones Exteriores se reúnen para discutir la crisis política venezolana en Lima, Perú, el martes 8 de agosto de 2017. (AP Foto/Martín Mejía)

En la Declaración de Lima, suscrita este martes, los países de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, expresaron “su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela” e indicaron que no reconocerán a la Constituyente, instalada la semana pasada en Caracas.

Añadieron que decidieron “no reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo” y otorgaron “su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional, democráticamente electa”.

“Los actos jurídicos que conforme a la Constitución requieran autorización de la Asamblea Nacional, sólo serán reconocidos cuando dicha Asamblea los haya aprobado”, precisó la declaración suscrita por cancilleres y altos representantes.

Manifestaron su decisión de “continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela” y apoyaron “la decisión del Mercosur de suspender a Venezuela en aplicación del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático”.

 

 

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, conversa con el canciller chileno Heraldo Muñoz antes del inicio de una reunión para discutir la crisis política venezolana en Lima, Perú, el martes 8 de agosto de 2017. (AP Foto/Martín Mejía)

Se comprometieron a “mantener un seguimiento de la situación en Venezuela, a nivel de cancilleres, hasta el pleno restablecimiento de la democracia en ese país” y anunciaron que se volverán a reunir, a más tardar, en la próxima sesión de la Asamblea General de la ONU.

Rechazaron la violencia en Venezuela y “cualquier opción que involucre el uso de la fuerza” y manifestaron su “apoyo y solidaridad” con la destituida fiscal general venezolana, Luisa Ortega, y con los integrantes del Ministerio Público.

Condenaron la “violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales, a la violencia, la represión y la persecución política, la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres bajo observación internacional independiente”.

Subrayaron que Venezuela “no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas” y manifestaron su “seria preocupación por la crisis humanitaria que enfrenta” ese país.

Repudiaron al gobierno del presidente Nicolás Maduro “por no permitir el ingreso de alimentos y medicinas en apoyo al pueblo venezolano” y anunciaron que no apoyarán las candidaturas venezolanas en mecanismos y entes regionales e internacionales.

Los cancilleres tras la reunión. Foto de Ministerio de Relaciones Exteriores Perú

Indicaron que, debido a la actual situación en Venezuela, solicitarán a la Presidencia Pro Témpore de la CELAC y a la Unión Europea la postergación de la Cumbre CELAC-UE prevista para octubre próximo en El Salvador.

Manifestaron su disposición “a apoyar de manera urgente y en el marco del respeto a la soberanía venezolana, todo esfuerzo de negociación creíble y de buena fe, que tenga el consenso de las partes y que esté orientado a alcanzar pacíficamente el restablecimiento de la democracia”.

Redacción

limarelaciones exterioresVenezuela
Menú de accesibilidad