Suiza revela trama de espionaje en laboratorio vinculado a exespía


Foto de Metropolitan Police Service / AFP
Foto de Metropolitan Police Service / AFP

Dos hombres fueron acusados de querer piratear un laboratorio suizo donde se llevaban a cabo estudios de la muerte del exespía ruso Serguéi Skripal

Dos presuntos espías rusos, sospechosos de querer piratear un laboratorio suizo vinculado al caso Skripal, fueron detenidos en Holanda y reenviados a Rusia en la primavera boreal pasada, indican el viernes fuentes oficiales así como medios locales.

Los dos hombres fueron detenidos en La Haya “este año” por el servicio de inteligencia militar holandés (MIVD), según el diario NRC, que lleva a cabo una investigación conjunta con el rotativo suizo Tages-Anzeiger.

Según NRC, estos dos agentes de los servicios rusos tenían material para penetrar en la red informática del laboratorio de Spiez, instituto suizo para la protección contra las amenazas y riesgos atómicos, biológicos y químicos.

Foto de AFP

Ubicado en el cantón de Berna, este laboratorio está encargado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) de analizar las muestras obtenidas en Salisbury, en el sur de Inglaterra, donde el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija fueron envenenados con la sustancia neurotóxica Novichok en marzo.

Cuando los dos hombres fueron detenidos, el laboratorio ayudaba también a la OPAQ en su investigación sobre el uso de armas químicas en Siria, indicó NRC.

El servicio de inteligencia suizo (SRC), en colaboración con los servicios holandés y británico, “ha contribuido en el prevención de acciones ilegales contra una importante estructura suiza” dijo su portavoz, Isabelle Graber.

Según NRC, los dos espías serían agentes del servicio de inteligencia ruso (GRU). No se trata sin embargo de los dos rusos sospechosos de haber cometido el ataque químico de Salisbury, acusados por Londres de pertenecer también al GRU, agregó el diario.

El 26 de marzo, el primer ministro holandés Mark Rutte decidió expulsar a “dos agentes de los servicios de inteligencia rusos que trabajaban en la embajada de Rusia” en La Haya, como respuesta al ataque de Salisbury. NRC ignora si se trata de los mismos dos hombres que querían interferir con el laboratorio de Spiez.

Según la agencia rusa Ria Novosti, el servicio ruso de inteligencia exterior (SVR) rehusó comentar este caso.

espíaslaboratoriorusiasuiza