Se retrasa la llegada a Líbano de primer barco con maíz que salió de Odesa
Barco 'Razoni', cargado con grano de Ucrania. Foto de EFE

El primer barco cargado con grano de Ucrania que salió de Odesa tras el acuerdo alcanzado con Rusia permanece parado desde la noche del sábado frente a Turquía y su llegada al Líbano, prevista para este domingo, se retrasa por motivos comerciales, según anunció el embajador de Kiev en el país árabe.

“Se retrasará la llegada del primer barco cargado con maíz desde Odesa. Estamos esperando la conclusión de las negociaciones a nivel comercial”, aseguró el representante diplomático ucraniano, Ihor Ostash, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El “Razoni“, un granelero con bandera de Sierra Leona, partió el 1 de agosto del puerto ucraniano de Odesa y dos días después pasó por el Bósforo tras superar la inspección por parte de una comisión mixta de delegados rusos, ucranianos y turcos, como estipulaba el acuerdo alcanzado el 22 de julio pasado entre Moscú y Kiev.

Su llegada al puerto de Trípoli, en el norte del Líbano, estaba prevista para esta mañana, pero desde la noche del viernes su marcha se empezó a ralentizar y tras superar Chipre continuó navegando en dirección este, en lugar de virar hacia el sureste, en dirección a su supuesto destino, según distintas aplicaciones de rastreo marítimo.

Este domingo, la nave permanecía inmóvil en un punto de la costa Oriental de Turquía, cerca del golfo de Alejandreta, de acuerdo con dichas aplicaciones.

“El barco ‘Razoni’, que se suponía con destino -según se rumoreaba- al puerto de Trípoli en el Líbano, antes de llegar a su destino declarado cambió su curso”, había alertado a primera hora de la mañana el ministro de Transporte libanés, Ali Hamie, también a través de Twitter.

“Nuevo destino”

Hamie compartió una imagen de una aplicación de rastreo marítimo con la posición de la embarcación y aseguró que los datos indicaban que “está esperando algo nuevo para determinar su nuevo destino”.

El “Razoni” fue el primer barco que recorrió el corredor seguro acordado entre Rusia y Ucrania desde Odesa tras intensas negociaciones para permitir la salida desde este puerto de los 20 millones de toneladas de cereal que habían quedado bloqueadas en sus graneros a causa de la guerra iniciada por Moscú en febrero.

Al ser Ucrania uno de los mayores exportadores de grano del mundo, el conflicto había provocado así una crisis alimentaria que afectaba sobre todo a países de Medio Oriente y África, altamente dependiente de los granos rusos y ucranianos.

“Otros veinte barcos más se están preparando para partir de Odesa después de este barco. Ucrania está haciendo lo mejor para salvar los países de Medio Oriente y África de la crisis alimentaria”, aseguró en su tuit el embajador ucraniano en el Líbano.

Ostash aseguró estar en Trípoli, dando a entender que todavía se espera la llegada del “Razoni” a su puerto, y que su país seguía exportando grano “no robado” al Líbano a través de los puertos de Reni e Izmail, no afectados por el bloqueo.

Hacía referencia al conflicto con el país de los cedros por haber permitido el pasado jueves la salida desde Trípoli de un barco sirio cargado con cereal que según Kiev le había robado Rusia, por lo que pedía su decomiso.

Con información de EFE