Foto de Ayuntamiento de París

París busca reducir consumo de diésel y gasolina como combustibles

Lo que busca la alcaldía de París es disminuir la producción de emisiones de carbono en territorio francés


Netlog

El Ayuntamiento de París anunció hoy su objetivo de que la circulación de los automóviles de gasolina por las calles parisinas reduzca considerablemente en el año 2030 para evitar la contaminación.

La presidencia municipal de la capital francesa, en la que en 2015 se firmó el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático, explicó que su “objetivo” es que en 2030 circulen más vehículos eléctricos o que no contaminen.

El anuncio fue realizado en el marco de la presentación de los objetivos de un plan climático de la capital francesa que prevé además el fin de la circulación por las calles de la Ciudad Luz de los vehículos diesel en el año 2024.

Las autoridades de la capital, cuya alcaldesa es la socialista Anne Hidalgo, explicaron que el objetivo no es “prohibir la circulación de vehículos que funcionen con gasolina o gasoil, sino reducir el número de vehículos con este combustible”.

“No es una medida contra los autos sino para organizar la transición energética y para hacer que los que vehículos que circularán entonces sean limpios y neutros en producción de carbono”, explicó a la prensa el titular de la cartera de Transportes del Ayuntamiento de París, el político ecologista Christophe Najdovski.

Según fuentes de la Alcaldía de París, “ninguna medida de prohibición o sanción figura en el nuevo plan climático” de la capital, que ha suscitado numerosas críticas.

De su lado, el gobierno nacional de Francia, se ha marcado como objetivo que la venta de vehículos de gasolina y diesel termine en el país europeo en el año 2040.

De acuerdo con medios franceses, menos de uno de cada vehículo que circula en la actualidad en París es eléctrico.

Redacción