Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

OMS eleva nivel de alerta por COVID-19 en el noroeste de Siria

OMS eleva nivel de alerta por COVID-19 en el noroeste de Siria - Policía de Damasco, Siria, utiliza un cubrebocas para prevenir el COVID-19. Foto de EFE
Policía de Damasco, Siria, utiliza un cubrebocas para prevenir el COVID-19. Foto de EFE

Debido a la precaria situación en la que viven millones de personas en el noroeste de Siria, el impacto del COVID-19 podría ser 'catastrófico'

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó este viernes el nivel de alerta en el noroeste de Siria, último feudo opositor del país, ante un posible brote de COVID-19 que podría ser “catastrófico” en una región con casi un millón de desplazados y donde ya han comenzado a realizar las pruebas.

La oficial de la OMS para el Este del Mediterráneo indicó en un comunicado, que el noroeste de Siria, donde no se conoce de momento ningún caso del nuevo coronavirus, es “la zona menos preparada en Siria para enfrentar una pandemia”.

 

 

La nota destaca que en esa región siria millones de personas vulnerables que se han visto desplazadas de sus hogares por el conflicto, viven en campos “superpoblados” y dependen de un sistema sanitario “paralizado”.

“Es cuestión de tiempo que veamos los primeros casos de COVID-19 en el noroeste de Siria”, afirmó la OMS, agregando que el impacto podría ser “catastrófico”.

“En Siria más de nuevo años de guerra han afectado fuertemente la capacidad del sistema sanitario, con solo el 50 por ciento de los hospitales públicos y el 47 por ciento de los centros públicos de atención primaria de salud completamente operativos en 2019. Además, miles de profesionales de la salud cualificados han huido del país”, según la OMS.

Desde abril de 2019, el noroeste del país es objeto de una ofensiva del Ejército sirio, apoyado por su aliada Rusia, aunque el 6 de marzo pasado se estableció un alto el fuego negociado con Turquía, valedora de la oposición, que ha dado un respiro a los millones de civiles que viven en el área.

Por otro lado, la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) para Siria informó que las pruebas para detectar el COVID-19 en el noroeste de Siria comenzaron a realizarse “la noche del 24 de marzo después de que llegasen 300 test”.

Por el momento, según la ONU, se han realizado pruebas a ocho personas y el resultado ha sido negativo, mientras que se espera que “en breve” lleguen otras 600 pruebas a la provincia de Idlib y 5 mil más la semana que viene.

Los envíos se están realizando a través de la frontera siria con Turquía, país desde el que la ONU se está preparado para brindar apoyo en Siria.

Siria ha sido uno de los últimos países en confirmar casos de nuevo coronavirus y de momento el Gobierno de Damasco ha confirmado cinco casos positivos que se encuentran “bien de salud”, según la agencia estatal de noticias SANA.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19omsSiria
Menú de accesibilidad