Notre-Dame celebrará primera misa tras incendio

Notre-Dame celebrará primera misa tras incendio - misa notre-dame
Foto de EFE

A la misa asistirá un reducido número de personas por la peligrosidad que supone estar en la catedral contaminada de plomo

Dos meses después de ser devastada por el fuego, Notre-Dame acoge este sábado una misa oficiada por el arzobispo de París, a la que asistirá un reducido número de personas por la peligrosidad que supone estar en la catedral contaminada de plomo y cuya bóveda aún corre peligro de derrumbe.

Será a las 18:00 h local en la capilla de la Virgen, detrás del coro, y asistirán solo una treintena de personas, la mitad eclesiásticos, todos con casco protector, incluido monseñor Michel Aupetit, quien oficiará una misa simbólica para significar que Notre-Dame “sigue viva”, dijo el rector del templo, Patrick Chauvet.

Al acto -retransmitido por la televisión católica KTO- irá una representación de las personas que trabajan en las obras y de laicos de la diócesis de París; “poca gente porque es muy peligroso”, señaló el embajador encargado de la movilización internacional para Notre-Dame, Stanislas de Laboulaye, en un encuentro con prensa española.

Habrá que limpiar el barrio y la catedral contaminados por el plomo que recubría la cubierta y la aguja de Viollet-le-Duc y que se fundió por las llamas que llegaron a alcanzar los 800 grados de temperatura, y de cuyo origen aún “no hay ninguna pista”, señaló.

Notre-Dame de París está aún en situación frágil, especialmente en la bóveda que aún no se ha asegurado, y puede derrumbarse”, apuntó el ministro de Cultura, Franck Riester, durante una entrevista este viernes en la cadena France 2, en la que también dijo que solo se han recibido el 9 por ciento de las donaciones prometidas, es decir 80 millones de euros de los 850 millones comprometidos.

Algo que, sin entrar en detalles, minimizó De Laboulaye un día antes al subrayar la incapacidad de evaluar las necesidades económicas reales hasta que no se conozca el estado de la catedral.

Con información de EFE

Incendiomisanotre dame