Nikolas Cruz no debió tener acceso a un arma: La Casa Blanca


Nikolas Cruz no debió tener acceso a un arma: La Casa Blanca - Foto de Instagram
Foto de Instagram

La Casa Blanca reconoció que el joven que asesinó a 17 personas en una escuela de Florida no debió tener acceso al arma de fuego

La Casa Blanca reconoció este viernes que el joven que asesinó a 17 personas en una escuela de Florida no debió tener acceso al arma de fuego con la que cometió la segunda peor masacre escolar en la historia del país, pero insistió que el problema es la seguridad en escuelas y no las armas.

“No sabemos todas las circunstancias alrededor, pero obviamente no debió haber tenido esa arma”, dijo Raj Shah, vocero presidencial adjunto, haciendo notar que Nikolas Cruz, aprobó el proceso de verificación de antecedentes para poder adquirir el rifle semiautomático AR-15.

La posibilidad del joven de 19 años pudo adquirir un arma de fuego de ese poder, ha cuestionado la solidez del proceso de verificación, en especial ante revelaciones de su inestabilidad emocional, y su tendencia a la violencia, razón última por la que fue expulsado de su escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Foto de Internet

Aún cuando en la mayoría de los estados del país la venta de alcohol no está permitida para personas menores de 21 años de edad, las leyes federales permiten a aquellas que cumple los 18 poder adquirir un arma de fuego, sin ningún tipo de restricción sobre el calibre.

Al omitir toda referencia a las armas de fuego como causa de discusión, como lo hizo antes el presidente Donald Trump, Shah dejó en claro que la administración abordarán el problema de los tiroteos en escuelas desde una perspectiva de salud mental y de seguridad.

Cuestionado en entrevista con la televisora FOX, si Trump propondría cambios a las leyes sobre la tenencia de las armas de fuego, Shah pareció desestimarlo al recordar que “como nación, tenemos una segunda enmienda”, que garantiza el derecho a las armas, además de 300 millones de armas en manos de estadounidenses.

Foto de Instagram

Indicó que la reunión que Trump celebrará en diez días más con gobernadores y procurador de justicia de varios estados se centrará en la búsqueda de mejores prácticas para la seguridad de las escuelas, por considerar que la solución descansa más en manos de las autoridades locales que federales.

“Más puede hacerse en el nivel local, porque fundamentalmente este es un tema de seguridad escolar. Asegurarse de que las comunidades son seguras, de que las personas suenen la alarma antes que personas inestables puedan tener acceso a armas”, indicó.

Para insistir en este punto, aseguró que existen comunidades donde las escuelas son menos seguras que una sucursal de un banco o el estadio deportivo “y quizá ese no sea un curso correcto”, aunque omitió aludir la presencia de un guardia armado en la escuela donde tuvo lugar la masacre del miércoles.

nikolas cruztiroteo en Florida