Murió Sandra Day O’Connor, la primera mujer jueza del Tribunal Supremo de EE.UU.
Imagen de archivo donde aparece Sandra Day O'Connor, la primera mujer en ocupar un puesto en el Tribunal Supremo de EE.UU. Foto de EFE/Dennis Brack/POOL

La exjueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Sandra Day O’Connor, la primera mujer en ocupar el cargo de juez en el Tribunal Supremo (TS), murió este viernes a los 93 años, informó el órgano en un comunicado.

O’Connor murió en Phoenix, Arizona (EE.UU.), el viernes “por complicaciones relacionadas con demencia avanzada, probablemente Alzheimer, y una enfermedad respiratoria”, apuntó.

La jueza fue nombrada miembro de la Corte Suprema por el presidente Ronald Reagan y sirvió desde 1981 hasta 2006.

Ante un tribunal dividido ideológicamente, su independencia hizo que su voto fuera fundamental en importantes litigios y que fuera considerada como una de las mujeres más poderosas de su época

Tras su retiro del Tribunal Supremo el 31 de enero de 2006, la jueza O’Connor siguió activa como defensora de la independencia judicial y el Estado de Derecho en todo el mundo.

En reconocimiento a los logros de su vida, el presidente Barack Obama otorgó a la jueza O’Connor el honor civil más alto del país, la Medalla Presidencial de la Libertad, el 12 de agosto de 2009.

Con información de EFE