Ministra de Brasil asegura que violan a las niñas pobres porque no tienen ropa interior

Ministra de Brasil asegura que violan a las niñas pobres porque no tienen ropa interior - Foto de Gobierno de Brasil
Foto de Gobierno de Brasil

Las declaraciones de la ministra brasileña Damares Alves de que las niñas pobres son violadas porque no usan ropa interior generaron una gran polémica

Las declaraciones de la ministra brasileña de la Mujer, Damares Alves, de que las niñas pobres de una comunidad indígena son violadas porque no usan ropa interior generaron una gran polémica en las redes sociales, donde descalificaron a la funcionaria.

Alves, quien ya se ha visto en medio de la polémica por declaraciones anteriores, fue criticada en redes sociales, donde le exigieron más políticas públicas para erradicar la violencia sexual y menos comentarios desatinados.

“La incapacidad de Damares Alves para entender lo mínimo es aterradora. Pensar que el abuso/la violación ocurre porque las niñas NO tienen calzones, es terrible porque provienen de quienes deberían proponer políticas públicas para combatir esta violencia”, indicó William De Lucca, periodista y activista de la comunidad LGBT.

“Solución: enviar calzones a Marajó”, indicó De Lucca.

“Es un absurdo, tras otro absurdo”, señaló la periodista Patricia Lélis en su cuenta de Twitter.

El reportero gráfico uruguayo Marcelo Umpierrez señaló en la misma red social que la ministra debería renunciar a su cargo, tras haber protagonizado una nueva controversia.

Al presentar el programa gubernamental “Abrace Marajó”, que busca disminuir la explotación sexual de niñas, adolescentes y mujeres en esa isla brasileña -en el estado de Paraná- Alves señaló que “especialistas nos dijeron que las niñas de allá son violadas porque no tienen calzones, la niñas no usan calzones porque son pobres”.

La ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos agregó que se buscaría instalar fábricas de ropa interior femenina para que las adolescentes aprendan a usarla.

Alves, quien es pastora evangélica, ha sido el centro de polémicas desde que asumió el cargo en el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, en enero pasado, cuando señaló: “Es una nueva era en Brasil: El niño viste de azul y la niña viste de rosa”.

En abril pasado, al hablar ante la Comisión de Defensa de los Derechos de la Mujer en la Cámara de Diputados, la ministra señaló que dentro su concepción cristiana, en el matrimonio “la mujer debe ser sumisa al hombre y eso es una cuestión de fe”.

“Dentro de la doctrina cristiana, dentro de la iglesia” se entiende que en el matrimonio “el hombre es el líder”, añadió.

Con información de Notimex

abusoabuso sexualbrasilmenoresniñasviolación