Migrantes en huelga de hambre son alimentados por la fuerza en El Paso
Foto de AP

Migrantes realizaron huelgas de hambre durante el mes pasado para protestar por las condiciones dentro de los centros de detención, lo que obligó a los funcionarios a alimentar a seis de ellos a través de tubos nasales de plástico en Texas, según informó la agencia AP.

El Centro de Procesamiento de El Paso es donde más detenidos rechazan la comida que en cualquier otra instalación de ICE, y los abogados dicen que algunos detenidos están perdiendo peso rápidamente después de no comer ni beber durante más de 30 días.

De acuerdo con información obtenida por AP, se estima que cerca de 30 hombres en el centro de detención ICE de El Paso, Texas, en su mayoría de India y Cuba, han estado en huelga para protestar por lo que dicen es un abuso verbal y amenazas de deportación.

También están molestos por los largos bloqueos a la espera de procedimientos legales.

Foto de Getty Images

ICE confirmó el jueves que hay 11 detenidos en El Paso que están en huelga de hambre, lo que significa que han rechazado nueve comidas consecutivas, y otros cuatro en las áreas de responsabilidad de la agencia en Miami, Phoenix, San Diego y San Francisco.

A mediados de enero, dos semanas después de que dejaron de comer, un juez federal autorizó la alimentación forzada de algunos detenidos de El Paso.

Las autoridades no abordaron las acusaciones de abuso de los detenidos, pero sí dijeron que el Centro de Procesamiento de El Paso vigilaría de cerca la ingesta de alimentos y agua de los detenidos para proteger su salud y seguridad.

Los hombres con sondas tienen hemorragias nasales persistentes y vomitan varias veces al día, dijo Amrit Singh, cuyos dos sobrinos del estado indio de Punjab han estado en huelga de hambre durante aproximadamente un mes.

“No están bien. Sus cuerpos son realmente débiles, no pueden hablar y han sido hospitalizados varias veces”, dijo Singh, “Quieren saber por qué siguen en la cárcel y quieren obtener sus derechos ante el sistema de migración del gobierno”.

Las huelgas de hambre son poco comunes y las órdenes judiciales que autorizan la alimentación forzada son extremadamente raras, dijo un funcionario de ICE.

El centro de detención de El Paso, ubicado en una calle concurrida cerca del aeropuerto, está altamente protegido y rodeado por una cerca de alambre.

Según las normas de ICE para el tratamiento de los huelguistas de hambre, los miembros del personal médico pesan a los detenidos y toman sus signos vitales al menos una vez al día. ICE clasifica a un detenido como un participante de una huelga de hambre después de que rechaza nueve comidas consecutivas.

Los tribunales federales no han decidido de manera concluyente si un juez debe emitir una orden antes de que ICE alimente por la fuerza a un detenido por asuntos de migración, por lo que las reglas varían según el distrito y el tipo de corte, y algunas veces las órdenes se archivan en secreto.

Con información de AP