Miedo en Nuevo México por los asesinatos de cuatro refugiados musulmanes
Miedo en Nuevo México por los asesinatos de cuatro refugiados musulmanes. Foto de EFE

Las autoridades de Albuquerque (Nuevo México) están investigando los asesinatos de cuatro hombres musulmanes, tres de ellos en las últimas semanas, que podrían estar relacionados y han causado temor entre la población refugiada de la ciudad.

“Nos preocupa mucho que estos (asesinatos) estén evidente relacionados, evidentemente tienen como objetivo a hombres musulmanes, y están ocurriendo en nuestra comunidad de refugiados”, lamentó el alcalde de Albuquerque, Tim Keller, en una entrevista en la cadena CNN.

Keller pidió además ayuda a los ciudadanos para identificar al propietario o propietarios de un automóvil que parece estar asociado con los asesinatos.

“Es un vehículo relativamente único, hay apenas 100 en la zona centro de Nuevo México”, explicó Keller al describir el auto, un Volkswagen Jetta color gris oscuro.

Keller aseguró que este vehículo está relacionado con “un par de estos sucesos”.

Las muertes por arma de fuego de los cuatro hombres han puesto sobre alerta a la población musulmana de Nuevo México, que, según varios medios estadounidenses, teme ya salir de casa por la noche ante el miedo de ser asaltados.

Las autoridades investigan si las víctimas fueron buscadas y atacadas a propósito por pertenecer a dicha religión.

Dos de los muertos eran de origen pakistaní y acudían a la misma mezquita, mientras que otro, asesinado el año pasado, provenía de Afganistán.

Estoy enojado y entristecido por los horribles asesinatos de cuatro hombres musulmanes en Albuquerque. Mientras esperamos una investigación completa, mis oraciones están con las familias de las víctimas y mi Administración apoya firmemente a la comunidad musulmana.

Estos odiosos ataques no tienen cabida en Estados Unidos.

El último asesinato se produjo el viernes. La víctima fue atacada poco después de acudir al funeral de los dos pakistaníes.

En un mensaje en redes sociales publicado en la tarde del domingo, el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo sentirse “enfadado y apenado” por las muertes de los cuatro hombres.

“Mientras esperamos los resultados de la investigación, rezo por las familias de las víctimas, y la comunidad cuenta con el firme apoyo de mi Administración”, escribió el presidente.

Con información de EFE