Honduras y México abren nueva etapa en relación con visita de López Obrador
Foto de EFE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, concluyó este sábado una visita oficial a Honduras, lo que marca “una nueva etapa” en la relación entre los dos países y da un “espaldarazo” a una reforma al sector eléctrico propuesta por la mandataria hondureña, Xiomara Castro.

Con promesas de trabajo conjunto e intercambio de elogios, Castro y López Obrador se disponen a avanzar hacia “una asociación estratégica”, impulsar la relación comercial entre ambas naciones y profundizar la cooperación.

El sociólogo hondureño Rolando Sierra dijo hoy a Efe que la visita de López Obrador al país centroamericano establece “un vínculo” entre el Gobierno mexicano y la Administración de Castro, que comenzó el pasado 27 de enero.

Históricamente ha habido buenas relaciones entre Honduras y México, pero esta es una nueva etapa, por primera vez dos gobiernos de tendencia izquierda y progresistas establecen relaciones entre sí, esto de alguna manera es un hito y una nueva etapa en las relaciones”, subrayó Sierra.

El viaje del Jefe de Estado mexicano tiene un “significado importante” para Honduras por el acompañamiento que México puede dar al Gobierno de Castro, quien cumplió el viernes 100 días en el poder, indicó Sierra.

En un comunicado conjunto, Castro y López Obrador acordaron la víspera reactivar los mecanismos de diálogo político, impulsar un mayor dinamismo en la relación económica y profundizar la cooperación con vistas a “generar condiciones propicias para el bienestar de sus pueblos”.

Sierra cree que esto podría generar “mayor cooperación” de México hacia Honduras y más desarrollo comercial e inversión entre los dos países, para generar condiciones y oportunidades en la nación centroamericana.

Respeto y protección a migrantes

En la primera visita oficial del mandatario mexicano a Honduras, los dos presidentes abordaron la movilidad humana como un elemento de vinculación cultural y económica entre la población migrante de los países de origen, tránsito y destino.

En ese sentido, el Gobierno de Honduras, según Sierra, debe impulsar “un diálogo con mayor profundidad” con México y pedir “respeto y protección” para los migrantes hondureños en ese país.

Honduras debe atajar las causas de la migración irregular, pero también necesitar velar por “la protección y el derecho que tienen las personas a migrar”, enfatizó.

El sociólogo hondureño señaló que el 85 por ciento de los migrantes deportados a Honduras provienen de México, país que recibe al año más de 30 mil solicitudes de refugio de hondureños.

Respaldo a Reforma Eléctrica

El presidente mexicano dio “un espaldarazo” a una reforma eléctrica que promueve la mandataria Castro, con el objetivo de garantizar el servicio de electricidad como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano de naturaleza económica y social.

Apoyamos la iniciativa de reforma eléctrica de la presidenta Xiomara Castro en beneficio del pueblo de Honduras, sobre todo de la mayoría del pueblo, que va a tener la posibilidad de contar con energía eléctrica barata; precios justos de energía eléctrica para el pueblo de Honduras”, subrayó López Obrador.

El canciller hondureño, Enrique Reina, agradeció al presidente mexicano por el “relanzamiento en la relación Honduras-México y por el respaldo a la iniciativa de reforma del sector eléctrico”.

También el gerente de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Erick Tejada, agradeció a López Obrador por “su irrestricto apoyo” a la reforma eléctrica en Honduras.

Alianza ideológica

Para el analista hondureño Graco Pérez, la asociación estratégica en la que Castro y López Obrador acordaron avanzar está orientada “al tema político ideológico” y no ve “mayor impulso” en otros ámbitos.

En declaraciones a Efe, Pérez dijo que los gobiernos de Honduras y México comparten “el tema ideológico”, y prueba de ello es que ambos presidentes se manifestaron a favor de que Cuba, Nicaragua y Venezuela sean invitados a la Cumbre de las Américas de junio, que se celebrará en Los Ángeles, aunque Estados Unidos ya ha descartado invitarlos.

La visita del mandatario mexicano busca “estrechar los lazos económicos, comerciales y políticos” entre los dos países, así como “desarrollar una agenda más orientada al tema migratorio” de cara a la Cumbre de las Américas, agregó.

En el ámbito político, México busca perfilarse como “un líder” en Centroamérica frente a la migración irregular, señaló Pérez, quien destacó que Honduras será sede, en el segundo semestre de 2022, de una conferencia internacional para impulsar un plan de acción que atienda las causas de este fenómeno.

En esa reunión “podría haber algunos resultados, dependiendo siempre de los recursos que aporte Estados Unidos” para proyectos que contribuyan a atajar la migración irregular desde Centroamérica y que México pretende liderar, acotó el analista.

Con información de EFE