Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Pide el embajador Juan Ramón de la Fuente fortalecer la OMS; reitera postura contra las armas nucleares

Pide el embajador Juan Ramón de la Fuente fortalecer la OMS; reitera postura contra las armas nucleares - Foto de United Nations Photo
Foto de United Nations Photo

Juan Ramón de la Fuente, embajador permanente de México ante la ONU, afirmó que nuestro país "es percibido como un país confiable" en Naciones Unidas

Juan Ramón de la Fuente, embajador permanente de México ante las Naciones Unidas (ONU), declaró que las pandemias, como la actual del coronavirus COVID-19, tienen que ser incluidas en el Consejo de Seguridad del organismo.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, De la Fuente Ramírez afirmó que también hay que fortalecer a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Naciones Unidas en lugar de debitarla, tal y como lo quieren algunos países.

Hay que empezar a ver cómo otros temas se convierten en temas de seguridad, por ejemplo lo que estamos viviendo actualmente. Estoy convencido que las pandemias, como la que tenemos ahora y las que posiblemente vengan en próximos años representan un problema de seguridad.

Más allá de que sean abordados por organismos especializados como la OMS, a la que hay que fortalecer en lugar de debilitar, también tiene que haber mecanismos para que algunos de estos temas que tradicionalmente no habían estado en el Consejo de Seguridad, en un momento determinado, puedan ser abordadas porque son temas de seguridad”, declaró.

De la Fuente Ramírez celebró que México haya sido electo como Miembro no Permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, pero recalcó que hay “mucho trabajo pendiente”, aunque nuestro país “es percibido como un país confiable” en el organismo.

“Es un trabajo donde participan muchas personas, desde luego mi equipo, pero también es un trabajo de la Cancillería mexicana. Llevar a votar a 187 países de manera presencial y que cada uno de ellos tachara el espacio de México no es algo sencillo, pero cuando se tienen objetivos claros, se trabaja en equipo, las cosas salen”, indicó.

México queda bien posicionado en el ámbito internacional, esto es un reconocimiento a 75 años de trabajo en Naciones Unidas de una diplomacia mexicana que ha sido profesional, consistente en sus principios, en sus planteamientos y eso es lo que nos ha dado autoridad y la posibilidad de generar un gran consenso en torno a México (…) Hay que compartirlos los créditos con los que están ahora y los que estuvieron antes,  lo que viene es hacer un trabajo que esté a la altura de las expectativas.”, subrayó.

El representante permanente de México reafirmó que la clave en esta elección fue el respaldo unánime de América Latina y el Caribe en torno a México.

“La clave fue haber logrado el año pasado el respaldo unánime del grupo de América Latina y el Caribe, porque con uno solo de los 33 que no nos hubiera apoyado en ese momento, no hubiéramos tenido el respaldo regional y nos hubiera pasado seguramente lo de África, que se tuvo que resolver en segunda vuelta, pero que ahora ya fue elegido Kenia, porque el grupo se había dividido”, argumentó.

América Latina y el Caribe es una región volátil complicada, tenemos desacuerdos con ellos, pero el trabajo fue persuadirlos más allá de nuestras visiones opuestas en algunos temas. Es una región que así es y sin embargo lo importante fue lograr tener ese consenso porque nos pusimos de acuerdo, (…) pudiendo haber diferencias , el espacio del multilateralismo te da la oportunidad de rescatar otros procesos en los que puede haber consensos. Ahí definimos la mitad de la elección”, enfatizó.

Afirmó que algunos métodos de trabajo en el Consejo de Seguridad de la ONU tienen que cambiar, como lo es el veto que tienen los países con asiento permanente, para la cual revivirá una iniciativa que se tiene con Francia.

“No por estar México en el Consejo de Seguridad las cosas van a cambiar fácilmente, pero sí poder decir que tenemos que revisar los métodos de trabajo del consejo, porque el consejo se paraliza por el veto que ejercen unos u otros. Frente a problemas gravísimos la ONU queda fuera porque entre los propios países ejercen el veto”, recalcó.

Llevamos 75 años diciendo que el veto es equitativo, no es justo y es un instrumento de parálisis. Traemos una iniciativa francomexicana que la han firmado hoy 110 países, necesito llegar a 128, en donde le estamos diciendo a los miembros permanentes del Consejo que declinen su derecho al voto en condiciones de crímenes de lesa humanidad, de atrocidad en masa”, reiteró.

“Necesitamos ejercer presión y hacer una política inteligente, cuidadosa, pero además sensata, si logramos acotar el derecho de veto, le estamos dando al sistema de Naciones Unidas más posibilidades de participar cuando más se requiere, cuando está comprometida la seguridad de las poblaciones”, dijo.

Consejo de Seguridad de la ONUjuan ramón de la fuenteMiembro No Permanentenaciones unidasomsonuorganización mundial de la saludPandemiassre
Menú de accesibilidad