Florida supera récord de casos de COVID-19 con polémica por pruebas caducadas
Centro de pruebas COVID-19 en Florida. Foto de EFE / Archivo

El estado de Florida (EE.UU.) rompió nuevamente su récord de casos confirmados de COVID-19 en un solo día al añadir cerca de 77 mil, mientras la variante ómicron colapsa los hospitales y se desata una polémica por un millón de pruebas rápidas caducas en medio del repunte.

Con 76 mil 887 nuevos casos reportados por los federales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), el estado acumula al menos 4 millones 563 mil 163 casos desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Florida EEUU COVID-19 coronavirus
Foto de EFE

Estos datos, sin embargo, no incluyen los resultados de las pruebas caseras distribuidas gratuitamente en bibliotecas públicas y conocidas como test de antígenos.

La nueva cifra supera el récord anterior de 75 mil 732 casos reportados en una sola jornada el pasado 30 de diciembre.

Mientras la variante ómicron predomina en el “estado del sol”, las hospitalizaciones de pacientes con síntomas de COVID-19 continúan aumentando, según la Asociación de Hospitales de Florida (FHA, por su sigla en inglés).

El ente sanitario ha dado cuenta de 8 mil 62 personas hospitalizadas el pasado jueves, lo que supuso un aumento de más de 750 ingresos respecto al día anterior.

Entretanto trascendió que el Gobierno de Florida dejó caducar cerca de un millón de pruebas rápidas de COVID-19 en medio del repunte de la pandemia por la variante ómicron, que sigue batiendo récords de contagio en las últimas semanas.

El director de la División de Manejo de Emergencias de Florida, Kevin Guthrie, reconoció que el estado dejó expirar cientos de miles de kits de prueba rápida del virus entre el 26 y el 30 de diciembre debido a la falta de demanda.

La comisionada de Agricultura estatal, Nikki Fried, denunció que la administración del republicano Ron DeSantis y el Departamento de Salud de Florida almacenaron las pruebas pese a las largas colas que los residentes de Florida han estado haciendo estos días en los puestos sanitarios para verificar si están contagiados.

Fried, la única demócrata en el gabinete estatal y quien aspira a la gobernación, había denunciado desde hace varios días que las pruebas estaban almacenadas e iban a caducar.

Por su parte, el congresista de Florida, Darren Soto, dijo en su cuenta de Twitter que se trata de algo “bastante escandaloso”.

“Florida enfrenta un aumento de casos de #omicron y largas filas de prueba. Estamos tratando de asegurar tantas pruebas como sea posible del nivel federal. Mientras tanto, el gobernador DeSantis acaba de dejar que caduquen 1 MILLÓN de pruebas #COVID19”, escribió el congresista hispano que representa un distrito del centro de Florida.

En una rueda de prensa en la ciudad floridana de Lake Butler (norte), DeSantis, fue preguntado al respecto y respondió que los kits vencieron por una falta de demanda en septiembre, octubre y noviembre.

“Nadie los estaba solicitando. Se habrían usado, creo, si hubiéramos tenido ómicron en ese momento, pero tampoco quieres una situación en la que estés desperdiciando millones y millones de dólares”, zanjó el republicano.

Con información de EFE