FBI informó a la Casa Blanca siete meses atrás de la investigación de Rob Porter: Christopher Wray

FBI informó a la Casa Blanca siete meses atrás de la investigación de Rob Porter: Christopher Wray

Esas declaraciones contradicen a Sarah Sanders quien dijo que las acusaciones contra Porter fueron conocidas apenas la semana pasada

El FBI reveló este martes haber turnado a la Casa Blanca la información sobre la investigación de Rob Porter desde julio pasado, sin embargo, la vocera Sarah Sanders aseguró que la información nunca fue conocida con antelación por la oficina legal o el jefe de Gabinete, John Kelly.

Durante una audiencia ante un comité del Senado, el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Christopher Wray, señaló que esa dependencia informó a la Casa Blanca siete meses atrás sobre la investigación que condujo sobre Porter.

Esas declaraciones contradicen al clamor inicial de Sanders, de que las acusaciones de violencia doméstica contra el exsecretario de personal de la Casa Blanca fueron conocidas apenas la semana pasada.

La revelación de Wray de que la pesquisa fue concluida el mes pasado, echó también abajo la afirmación de la casa presidencial de que la investigación en cuestión no había terminado, prolongando con ello la controversia iniciada una semana atrás con el despido de Porter.

“Lo que puedo decir es que el FBI presentó un reporte parcial de la investigación en cuestión, en marzo pasado, y luego una investigación de antecedentes completa en julio pasado”, reveló Wray ante miembros del Comité de Inteligencia del Senado, al ser cuestionado sobre los tiempos en que la dependencia informó a la Casa Blanca de la pesquisa.

De izquierda a derecha, Christopher Wray, Director del FBI; Mike Pompeo, Director de la CIA; Dan Coats, Director de Inteligencia Nacional; Robert Ashley, Director de la Agencia de Inteligencia de Defensa; Michael Rogers, Director de la Agencia de Seguridad Nacional y Robert Cardillo, Director de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial en una audiencia del Comité Selecto de Inteligencia del Senado sobre amenazas en todo el mundo, el martes 13 de febrero de 2018 en Washington. Foto de AP/Andrew Harnik

En rueda de prensa, Sanders leyó un comunicado en el que sugirió que la información enviada por el FBI fue retenida por la oficina de seguridad de personal de la Casa Blanca, mientras concluía su propio proceso interno, antes de turnar la información a Kelly y al asesor legal, Don McGahn.

“La oficina de seguridad de personal de la Casa Blanca, manejada por funcionarios de carrera, recibió información el año pasado de lo que ellos consideraron haber sido la última comunicación de la investigación reportada en enero”, dijo.

Sanders repitió esa declaración de manera completa o parcial en más de tres ocasiones para responder a las repetidos cuestionamientos sobre los tiempos en que la Casa Blanca tuvo conocimiento de las acusaciones.

Durante su testimonio, Wray reveló que el FBI recibió una solicitud adicional para hacer un seguimiento, y la información se entregó en noviembre “y después, de manera administrativa, cerramos el expediente (investigación) en enero”, indicó durante el interrogatorio al que fue sometido por el senador demócrata, Ron Woden.

Aunque Wray evitó hablar sobre el contenido de la investigación, las dos ex esposas de Rob Porter dijeron haber informado al FBI sobre la violencia doméstica que sufrieron a manos de este durante sus respectivos matrimonios.

La primera reveló incluso haber facilitado a los investigadores una copia de la fotografía que la muestra con un ojo morado, producto de los golpes que este le propinó durante un viaje que realizaban por Italia en 2005.

El lunes pasado, cuestionada al respecto, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a periodistas que ellos tuvieron conocimiento de las acusaciones contra Porter la tarde del martes pasado, y puso de relieve que menos de 24 horas después, su renuncia fue aceptada y anunciada.

casa blancacaso Rob Porterchristopher wrayfbi