Estados Unidos sanciona a personas y entidades de varios países por corrupción con el crimen organizado
Mazo de juez. Foto de Expansión Política / Archivo

El Gobierno de Estados Unidos aplicó este miércoles sanciones a 16 personas y 24 entidades de varios países en Europa y el Hemisferio Occidental, presuntos responsables de hechos de corrupción, conforme al Decreto Ejecutivo 13818, que amplía e implementa la Ley Magnitsky sobre Rendición de Cuentas Global sobre Derechos Humanos.

Las medidas se aplicaron contra actores corruptos vinculados con organizaciones delictivas transnacionales en El Salvador, Kosovo y Serbia.

Las sanciones se impusieron en consonancia con los objetivos de la Cumbre por la Democracia que tiene lugar esta semana.

La Estrategia contra la Corrupción de Estados Unidos, divulgada el 6 de diciembre, destaca la importancia de abordar el vínculo entre corrupción, criminalidad y otras actividades ilícitas con carácter de prioridad de seguridad nacional. La criminalidad transnacional organizada genera desestabilización, y estos grupos a menudo actúan en connivencia con funcionarios públicos para evitar que respondan penalmente y rindan cuentas por sus acciones, advirtió el gobierno estadounidense.

Las organizaciones delictivas transnacionales operan sin fronteras, menoscaban la integridad del sistema financiero y obstaculizan los esfuerzos orientados a detener y desarticular a la criminalidad transnacional a nivel global, acusó la administración. Acusó además que la criminalidad organizada que tiene apoyo de actores corruptos puede desestabilizar el Estado de derecho, erosionar la confianza en las instituciones públicas y debilitar la gobernabilidad democrática.

Con información de López-Dóriga Digital