El 58 % de los brasileños considera a Bolsonaro incapaz de liderar Brasil
Jair Bolsonaro. Foto de EFE

El 58 por ciento de los brasileños considera al presidente Jair Bolsonaro incapaz de liderar el país y 50 por ciento asegura que nunca confía en lo que el líder ultraderechista dice, según una encuentra de la firma Datafolha divulgada este domingo.

El sondeo completa y explica otros divulgados por la misma firma en los últimos días y que muestran que la popularidad del jefe de Estado cayó en mayo a su menor nivel desde el inicio de su mandato, el 1 de enero de 2019, y que sería derrotado en caso de buscar la reelección el próximo año.

De acuerdo con Datafolha, que entrevistó esta semana a 2 mil 71 adultos en 146 municipios para un estudio con un margen de error de 2 puntos porcentuales, 58 por ciento de los brasileños opina que Bolsonaro no tiene capacidad de liderar Brasil, frente a 38 por ciento que sí lo considera capaz.

Jair Bolsonaro. Foto de Facebook / Jair Messias Bolsonaro

Mientras que el porcentaje de brasileños que considera que el presidente no tiene capacidad de liderar el país creció 2 puntos porcentuales desde el 56 por ciento medido en marzo, el de los que sí lo cree capaz cayó 4 puntos frente al 42 por ciento de marzo.

Interrogados sobre si confían en las declaraciones del gobernante, 50 por ciento dijo que nunca confía, 34 por ciento aseguró que a veces confía y 14 por ciento afirmó que siempre confía.

La desconfianza en lo que dice el jefe de Estado también cayó con respecto a la medida en marzo, cuando 45 por ciento dijo que nunca confiaba.

La pérdida de credibilidad y de confianza del presidente brasileño refleja la fuerte caída de su popularidad en las últimas semanas, en parte por el aumento de las críticas a su gestión frente a la pandemia, que tiene a Brasil como el segundo país en el mundo en número de muertos por COVID-19, con cerca de 435 mil víctimas, y el tercero en número de contagios, con 15.6 millones de casos.

Bolsonaro es uno de los mandatarios más negacionistas en torno a la gravedad de la pandemia de COVID-19, que ha llegado a calificar como “gripecita“, y se opone a medidas preventivas como el uso de cubrebocas, el distanciamiento social o los confinamientos.

Jair Bolsonaro Brasil presidente mandatario
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto de EFE

Su gestión es objeto actualmente de una investigación en el Congreso que ha dejado claro que el gobernante desincentivó las medidas de distanciamiento social, hizo campaña de medicinas sin eficacia y se demoró en negociar la compra de las vacunas.

Según una encuesta que Datafolha divulgó el jueves, en medio de esas críticas, del agravamiento de la crisis económica y del aumento del desempleo, el apoyo al Gobierno del capitán de la reserva del Ejército cayó desde 30 por ciento en marzo hasta 24 por ciento en mayo, el nivel más bajo desde el inicio de su mandato, el 1 de enero de 2019.

La tasa de desaprobación, por su parte, subió un punto porcentual, de 44 por ciento en marzo a 45 por ciento en mayo.

Esa pérdida de popularidad y de confianza puede reflejarse en las elecciones presidenciales de 2022, en las que el mandatario puede intentar su reelección, según los mismos sondeos.

De acuerdo con Datafolha, si las elecciones fueran en este momento, Bolsonaro sería derrotado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, líder izquierdista y su principal rival político, en una eventual segunda vuelta.

Lula (2003-2010), quien recuperó sus derechos políticos hace poco más de dos meses tras una decisión judicial que anuló las condenas por corrupción que le habían sido impuestas, ganaría con 55 por ciento de los votos frente a 32 por ciento del líder de la ultraderecha brasileña.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) conseguiría un cómodo margen en la primera vuelta con 41 por ciento de los votos, frente a 23 por ciento del capitán de la reserva del Ejército.

La explicación a esa derrota, según Datafolha, es que Bolsonaro perdió a 51 por ciento de sus electores en dos años de Gobierno. Según los sondeos, tan solo 49 por ciento de quienes lo eligieron en 2018 están dispuestos a repetir su voto en 2022.

Con información de EFE