EE.UU. inicia pruebas para detección de viruela del mono
Los médicos en todo el país pueden pedir a partir de hoy la llamada prueba de orthopoxivirus a los Laboratorios de la Clínica Mayo tal como lo hacen para ordenar otros exámenes. Imagen de archivo. Foto de EFEEFE

Los laboratorios de la Clínica Mayo ofrecen a partir de este lunes el examen para la detección de la viruela del mono de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Los médicos en todo el país pueden pedir a partir de hoy la llamada prueba de orthopoxivirus a los Laboratorios de la Clínica Mayo tal como lo hacen para ordenar otros exámenes.

El Departamento de Salud de EE.UU. había designado a los laboratorios de la Clínica Mayo como un recurso crucial para atender el acceso a las pruebas de la viruela del mono en comunidades de todo el país.

El acceso a la prueba de detección es vital para combatir las enfermedades infecciosas asegurando que los pacientes reduzcan la propagación de la enfermedad y que reciban el tratamiento que necesitan”, señaló en un comunicado William Morice, presidente de Laboratorios de Clínica Mayo.

Por su parte, la directora de los CDC, Rochelle Walensy, dijo que la prueba “no solo aumentará la capacidad para los exámenes de detección sino que hará más conveniente para los médicos y los pacientes el acceso a la prueba mediante las redes ya existentes de proveedores y laboratorios”.

La capacidad de los laboratorios comerciales para analizar la viruela del simio es un pilar importante en nuestra estrategia integral para combatir esta enfermedad”, agregó.

La Clínica Mayo ofrecerá esta prueba en su División de Microbiología Clínica, ubicada en Rochester (Minesota), y ese laboratorio estará en condiciones de recibir especímenes de todo el país.

La clínica indicó que espera ser capaz de realizar hasta 10.000 pruebas por semana y que continuará incrementando la capacidad mediante la Red de Laboratorios de Respuesta de los CDC, que comenzó las pruebas la semana pasada.

Recomendó que cualquier persona que presente un escozor que parezca como viruela del mono debe contactar a su médico para determinar si es necesaria la prueba de detección del virus, aún si no cree que haya estado en contacto con alguien contagiado.

El comunicado advirtió de que el público no puede ir a un laboratorio de la Clínica Mayo para presentar su espécimen.

Los casos de viruela del mono confirmados en Estados Unidos totalizan 700, de los cuales 136 corresponden a California y 131 a Nueva York, los estados en donde el brote está teniendo mayor incidencia, según informó el viernes pasado los CDC.

Desde el pasado 22 de junio, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) anunció que cinco laboratorios comerciales comenzarían a ofrecer pruebas de viruela del mono.

Desde entonces, los CDC han enviado las pruebas a los laboratorios y sus empleados han recibido capacitación sobre su administración, entre otros pasos.

Con información de EFE