EE.UU. y Canadá acuerdan inversiones millonarias en seguridad y semiconductores
EE.UU. y Canadá acuerdan inversiones millonarias en seguridad y semiconductores. Foto de Twitter @melaniejoly

Estados Unidos y Canadá acordaron invertir miles de millones de dólares en modernizar el Comando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (Norad), la última línea de defensa de los dos países frente a China, Rusia y Corea del Norte, y potenciar el desarrollo de semiconductores.

Así lo refleja el comunicado conjunto emitido tras la reunión entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante la primera visita oficial del mandatario estadounidense al vecino del norte.

Según la nota, esas inversiones incluyen 6 mil 960 millones de dólares canadienses (5 mil 70 millones de dólares estadounidenses) para renovar los sistemas de vigilancia de Norad, entre los que figuran dos radares capaces de detectar objetivos de largo alcance, que cubrirán toda la zona del Ártico. Se espera que el primero esté listo hacia 2028.

También acordaron una inversión de 7 mil 300 millones de dólares canadienses (5 mil 310 millones de dólares estadounidenses) que irá a parar a posiciones avanzadas para apoyar a aviones de 5ª generación.

Esto será para “garantizar la capacidad de Norad de disuadir y defenderse ante cualquier amenaza emergente” de China o Rusia contra el espacio aéreo y marítimo de Norteamérica, dice el texto.

Biden y Trudeau también convinieron en fortalecer la cadena de suministros de minerales “vitales” para la economía y fomentar la cooperación en la producción de semiconductores, en colaboración con IBM.

Para ello, Estados Unidos aportará 50 millones de dólares estadounidenses adicionales, que se sumarán a los 250 millones que había destinado ya a financiar a compañías de ambos países que se dedican a extraer y procesar ese tipo de minerales.

Por su parte, Canadá proporcionará hasta 250 millones de dólares canadienses (182 millones de dólares estadounidenses) adicionales para impulsar proyectos relacionados con la producción de semiconductores.

Estados Unidos se comprometió, además, a destinar 7.500 millones de dólares y Canadá, 1.200 millones de dólares canadienses (870 millones de dólares estadounidenses) para construir una red de estaciones de carga rápidas de vehículos eléctricos.

En el comunicado, Biden y Trudeau hicieron referencia la alianza de los dos países frente a retos en la escena internacional como la invasión rusa de Ucrania.

En ese sentido, condenaron la agresión rusa contra el país vecino y prometieron seguir imponiendo “costes económicos” por esta guerra a Moscú.

Asimismo, reconocieron que China supone “un desafío serio a largo plazo” para el orden internacional y criticaron sus “prácticas disruptivas”, como las coacciones económicas y los abusos de derechos humanos, aunque anticiparon que seguirán colaborando con ese país en ámbitos de interés mutuo como la lucha contra la crisis climática.

Reiteraron que la postura de Estados Unidos y Canadá respecto a Taiwán se mantiene invariable y reiteraron la importancia de que se mantenga la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán.

En cuanto al continente americano, Biden y Trudeau expresaron su preocupación sobre el deterioro de la situación de seguridad en haití, y se comprometieron a aumentar el apoyo internacional hacia el pueblo haitiano, “incluyendo la ayuda de seguridad y humanitaria”, sin precisar cifras concretas.

Sobre migración, hicieron mención al acuerdo bilateral dado a conocer el jueves para frenar la migración irregular desde stados Unidos a Canadá.

Reiteraron que en virtud de ese arreglo, Canadá se compromete a recibir el próximo año 15 mil migrantes del continente, al tiempo que Estados Unidos aceptará modificar el Acuerdo de Tercer País Seguro, que rige las solicitudes de refugio entre Canadá y Estados Unidos, para que Ottawa pueda rechazar a los migrantes irregulares.

Por lo demás, buena parte del comunicado conjunto está dedicada a medidas para reforzar la colaboración frente a la crisis climática, como el compromiso canadiense de apoyar una iniciativa del país vecino para ayudar a otras naciones aliadas a desarrollar programas de energía nuclear con los mayores estándares de seguridad.

En este punto se incluyen también los proyectos de ambos países para potenciar el uso de vehículos eléctricos.

Estados Unidos y Canadá buscan, además proteger el ecosistema del Ártico y tienen intención de avanzar en su “conservación y protección medioambiental” en consultas con su población indígena.

Trudeau y Biden hablaron sobre la cooperación espacial en la Estación Espacial Internacional y anunciaron que un astronauta canadiense -cuyo nombre se desconoce- formará parte de la tripulación de la misión Artemis II, que en noviembre de 2024 dará una vuelta alrededor de la Luna.

Esa tripulación contará en total con cuatro miembros y la NASA y la agencia espacial canadiense anunciarán oficialmente sus nombres el 3 de abril.

Con información de EFE