Documental expone drama de migrantes en polémica cárcel para indocumentados
Migrante preso en cárcel de Georgia. Captura de pantalla / The Facility

Un nuevo documental presenta la dramática situación de los migrantes presos en una cárcel para indocumentados de Georgia, donde se desató un escándalo por presuntos abusos a los derechos humanos, incluyendo esterilizaciones forzadas.

El filme “The Facility”, dirigido por el periodista Seth Freed Wessler y producido por Field of Vision -en cuya página (fieldofvision.org) se presenta a partir de este jueves, así como también en el sitio web de la revista Time (time.com)-, se centra en la historia de dos migrantes que estaban presos en el Centro de Detención de Irwin, en Ocilla, en el sur de Georgia.

Wessler comenzó a filmar el documental para el medio Type Investigations poco después de que comenzara la pandemia de COVID-19 y meses antes de que estallara el escándalo en esa prisión luego de que decenas de mujeres denunciaran que fueron sometidas a procedimientos ginecológicos innecesarios y no autorizados mientras estaban en custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

A raíz de la controversia y de múltiples investigaciones e inspecciones, el Gobierno del presidente Joe Biden ordenó al ICE en mayo de este año rescindir inmediatamente el contrato con esa prisión, operada por la corporación penitenciaria privada LaSalle Corrections.

“Cuando la pandemia comenzó, empecé a reportar lo que estaba sucediendo en los centros de detención del ICE y en las prisiones federales. Quería saber qué estaba pasando. En particular comencé a hablar con la gente que estaba en Irwin en marzo de 2020. Reportaba para medios escritos, pero a través de un sistema de video instalado dentro del centro de detención”, explicó Wessler a Efe.

El reportero, que ahora trabaja para la organización periodística sin ánimo de lucro ProPublica, dijo que al poco tiempo se dio cuenta de que, a través del sistema de videollamadas de la prisión, que incluye tabletas que los detenidos pueden utilizar, “estaba viendo algo que solo se podía comunicar a través de un medio visual”.

“En cierto sentido estaba viendo lo que era estar dentro del centro. Estaba presente cuando pasaban las cosas, algunas veces cosas dramáticas. Ese mundo visual que estaba captando a través de la pantalla de computadora tenía que ser compartido y un filme era la mejor manera para hacerlo”, relató.

El documental de 26 minutos está enfocado en Nilson Barahona, un hondureño que tiene 20 años de vivir en Estados Unidos, y Andrea Manrique, una colombiana de 34 años quien llegó a Estados Unidos con visa de turista, y la lucha de ambos por sobrevivir la pandemia y salir de la cárcel.

“Claramente les manifesté que tenía miedo de regresar a mi país, pero jamás me imaginé que me fueran a detener por decir que tenía miedo de regresar a mi país”, expresa en el filme Manrique, que califica de “infierno” su experiencia de más de dos años en custodia de las autoridades migratorias.

La obra de Wessler recoge la sorpresiva rueda de prensa en la que Dawn Wooten, una enfermera que trabajó en esa prisión para indocumentados, denunció en septiembre de 2020 las “peligrosas prácticas” que ocurrían en esa instalación, entre ellas la extirpación del útero de varias mujeres.

El testimonio de Wooten fue la base de una queja que presentaron organizaciones defensoras de los inmigrantes ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), lo que derivó en múltiples investigaciones, incluyendo una pesquisa congresional.

“Una de las cosas que más me llamaron la atención fue la decisión de la gente dentro de la prisión de organizarse y unirse para intentar demandar protección, y que sus voces se oyeran”, manifestó Wessler.

Con información de EFE