Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Descubren vínculos neonazis en sospechosos de tres asesinatos en Canadá

Descubren vínculos neonazis en sospechosos de tres asesinatos en Canadá - Foto de Policía de Canadá
Foto de Policía de Canadá

Dos jóvenes canadienses, sospechosos de la muerte de tres personas a mediados de julio, han sido identificados por la policía como neonazis

La operación de búsqueda y captura de dos jóvenes canadienses sospechosos de la muerte de tres personas a mediados de julio dio este jueves un nuevo vuelco cuando la Policía admitió que al menos uno de los dos fugitivos puede ser un neonazi.

Medios de comunicación canadienses publicaron una foto de Bryer Schmegelsky, uno de los dos sospechosos, vestido en fatigas militares y con un rifle semiautomático en sus manos.

En otras imágenes obtenidas de sus cuentas de medios sociales, Schmegelsky, de 18 años de edad, aparece con una máscara de gas y objetos con la esvástica nazi.

Schmegelsky y Kam McLeod, de 19 años de edad, están desaparecidos desde el pasado viernes y la Policía Montada canadiense los considera ahora autores de la muerte de tres personas, entre ellos una pareja de turistas, la estadounidense Chynna Deese, de 24 años de edad, el australiano Lucas Fowler, de 23.

Deese y Fowler aparecieron tiroteados el pasado 15 de julio en una remota zona del norte de la provincia canadiense de Columbia Británica cercana a Alaska.

Cuatro días después, la policía descubrió a unos 500 kilómetros del lugar del asesinato de Deese y Fowler el cadáver de un hombre identificado hoy como Leonard Dyck, de 64 años de edad.

Inicialmente la policía canadiense pensó que los dos jóvenes, que se dirigían hacia el territorio de Yukon en busca de trabajo, habían desaparecido de forma involuntaria pero posteriormente les imputó los tres asesinatos.

La policía canadiense cree que Schmegelsky y McLeod se encuentran en una remota zona de la provincia de Manitoba, en el centro del país y a unos 5 mil kilómetros de donde se produjeron los asesinatos de Deese, Fowler y Dyck.

Decenas de agentes de unidades tácticas de la Policía Montada de Canadá equipados con armas automáticas, perros, drones de vigilancia aérea y al menos un vehículo blindado están buscando a los dos fugitivos en los alrededores de la localidad de Gillam, una pequeña comunidad de unos mil 200 habitantes en el norte de Manitoba.

Habitantes de la zona descubrieron ayer los restos calcinados de un vehículo que la Policía cree que fue utilizado por Schmegelsky y McLeod para huir tras los asesinatos de Deese, Fowler y Dyck.

La Policía Montada afirmó hoy durante una conferencia de prensa que se piensa que los dos fugitivos, a los que se considera armados y muy peligrosos, todavía están en las cercanías de Gillam tras haber sido avistados por habitantes de la zona en al menos dos ocasiones en las últimas horas.

Las autoridades quieren evitar que los dos presuntos asesinos escapen de Gillam y lleguen a la provincia vecina de Ontario, la mayor del país y en la que se encuentra el centro urbano más poblado de Canadá, la ciudad de Toronto.

La Policía de Canadá no ha dado a conocer los posibles motivos por los que Schmegelsky y McLeod, los dos originarios de Port Alberni, una pequeña localidad de la isla de Vancouver, en la costa del Pacífico, habrían asesinado a tres personas.

El padre de Schmegelsky, Alan Schmegelsky, reconoció hoy en una emotiva entrevista que su hijo creció en un ambiente difícil y que cuando tenía 16 años se fue a vivir con su abuela.

“Nunca fue cuidado. Buscaba amor y afecto. Sus influencias no han sido buenas. Sus influencias han sido YouTube y los vídeojuegos”, afirmó Alan Schmegelsky en una entrevista a medios de comunicación canadienses.

Compañeros de escuela de Bryer Schmegelsky también declararon que en ocasiones el joven afirmó que quería matar a toda su familia y que en alguna ocasión apareció con objetos con simbología nazi.

La búsqueda de los dos fugitivos en Gillam está dificultada por lo complejo del terreno. La zona es un área boscosa y llena de ciénagas que en esta época está infestada de mosquitos y moscas que hacen muy difícil permanecer en el exterior.

Con información de EFE

asesinatosBryer SchmegelskyCanadácrímenes
Menú de accesibilidad