Demócratas imponen demanda a equipo de campaña de Trump por hackeo

Foto de AP
Foto de AP

La demanda sostiene que el complot entre Trump y Rusia surgió a raíz de las relaciones que Trump y sus asociados ya tenían con ese país y oligarcas rusos

El Comité Nacional Demócrata entabló el viernes una demanda contra el equipo de campaña del presidente Donald Trump, su hijo, su yerno, Rusia y WikiLeaks, argumentando que conspiraron para ayudar a Trump a ganar las elecciones presidenciales de 2016 al hackear computadoras de su organización y robar decenas de miles de mensajes electrónicos y documentos.

El CND presentó la demanda en el tribunal federal de Manhattan. Solicita una indemnización por daños y perjuicios no especificados y una orden para evitar futuros hackeos a sus sistemas informáticos.

“Durante la campaña presidencial del 2016, Rusia lanzó un ataque sin cuartel contra nuestra democracia, y en la campaña de Donald Trump encontró a un socio activo y dispuesto”, dijo el presidente del CND Tom Pérez en un comunicado.

Pérez calificó el ataque contra el CND como un “acto de traición sin precedentes”.

Foto de CDN

 

La demanda sostiene que el complot entre Trump y Rusia surgió a raíz de las relaciones que Trump y sus asociados ya tenían con ese país y oligarcas rusos.

Trump ha negado repetidamente que haya habido colusión entre su campaña y Rusia.

La querella argumenta que el “ataque descarado contra la democracia estadounidense” comenzó con un ciberataque a sus computadoras y su sistema telefónico, lo que permitió que se llevaran decenas de miles de documentos y mensajes electrónicos. Dijo que el hackeo permitió que Rusia lograra lo que buscaba y apoyara a Trump.

La denuncia acusa a Donald Trump Jr. de comunicarse en secreto con WikiLeaks, diciendo que en una de esas comunicaciones al hijo del presidente le ofrecieron la contraseña de una demanda en contra de Trump. La demanda también culpa al presidente, diciendo que él elogió la divulgación ilegal de documentos del CND durante todo el otoño del 2016, haciéndolo el tema central de sus discursos y mítines.

Además, señala que el yerno del presidente, Jared Kushner, fue parte de un complot como alto asesor y funcionario decisivo de la campaña. Dijo que él comenzó a controlar todos los esfuerzos que involucraban información a partir de junio del 2016, empezando con la creación de un “foco de información” de 100 personas en San Antonio, Texas, y contratando a Cambridge Analytica, firma sobre análisis y redes sociales.

La querella dice que el complot “causó un daño severo al CND”, afectando negativamente sus donaciones e impidiéndole comunicar eficazmente los valores y la visión del partido a los votantes y sembrando discordia dentro del partido Demócrata.

“El complot constituyó un acto de traición antes inimaginable: la campaña del nominado presidencial de uno de los principales partidos del país, en línea con una potencia extranjera hostil para aumentar sus probabilidades de ganar la presidencia”, dijo la querella. “Y, al concretar sus esfuerzos, la conspiración de los acusados para divulgar los documentos robados del CND se hizo en violación de las leyes de Estados Unidos así como las leyes del estado de Virginia y el Distrito de Columbia. Conforme las leyes de este país, Rusia y quienes conspiraron con ellos deben responder por estas acciones”.

Con información de The Associated Press

donald trumppartido demócrata