Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Concluye Operación Cruz del Sur para combatir la pesca ilegal en el Atlántico

Concluye Operación Cruz del Sur para combatir la pesca ilegal en el Atlántico - Operación Cruz del Sur Estados Unidos
Foto de U.S. Coast Guard/John Hightower/DVIDS

El Stone fue el primer buque de la Guardia Costera de Estados Unidos en llegar a un puerto de Uruguay en más de una década

La tripulación del USCGC Stone (WMSL 758) llegó a su puerto de base de North Charleston, Carolina del Sur, tras concluir la Operación Cruz del Sur, un patrullaje por el Atlántico Sur en apoyo a los esfuerzos para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

Durante la primera travesía del buque recientemente aceptado, la tripulación del Stone cubrió más de 18 mil 250 millas náuticas en 68 días. El interés común de combatir las actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) le brindó a la tripulación del Stone la oportunidad de colaborar en estas iniciativas. Interactuaron con socios en Guyana, Brasil, Uruguay y Portugal, lo cual fortaleció las relaciones y sentó las bases para alcanzar una mayor cooperación en el combate a las actividades marítimas ilícitas.

No podría estar más orgulloso de esta tripulación. No fue una tarea sencilla reunir a una tripulación y preparar un buque para salir al mar, pero hacerlo en el contexto de COVID-19 seguido de un patrullaje de dos meses es algo verdaderamente asombroso. En altamar, completamos todos los objetivos del patrullaje y los compromisos estratégicos con socios afines. El entrenamiento de nuestra tripulación se equilibró con acciones para poner de manifiesto las prácticas de pesca ilegal en el Atlántico Sur. Llegamos a nuestro puerto de base el lunes, despué de pasar casi cinco meses alejados de nuestras familias, y ahora disfrutaremos de un muy merecido descanso”, señaló el Capitán Adam Morrison, el oficial al mando del Stone.

Incluso antes de zarpar, el Stone marcó algunos hitos. Se trata del primer buque de la Guardia Costera de Estados Unidos en contar con un miembro de la Marina de Portugal que prestó servicio a bordo. El teniente Miguel Dias Pinheiro, piloto de helicóptero de la Marina de Portugal, se sumó a la tripulación del Stone durante todo su primer patrullaje.

Pinheiro actuó en carácter de observador y como lingüista durante las operaciones diarias. Asimismo, aportó experiencia en aviación a bordo. En este patrullaje, el Stone certificó su cubierta de vuelo para operaciones de aviación y embarcó un destacamento de aviación de la Estación Aérea Houston. Su participación en el patrullaje ya ha dado lugar a actividades recíprocas con Portugal.

“Trabajar con nuestras naciones socias no solo ha fortalecido nuestros vínculos de colaboración, sino que además ha permitido que la tripulación del Stone realice evoluciones de entrenamiento que no son habituales”, comentó el capitán de corbeta Jason McCarthey, oficial de operaciones del Stone.

Mientras estaba en camino para realizar operaciones conjuntas frente a la costa de Guyana, el Stone encontró e interceptó una presunta embarcación de narcotráfico al sur de la República Dominicana. Tras detener la actividad ilícita, el Stone transfirió el caso al USCGC Raymond Evans (WPC 1110), un buque de respuesta rápida de Key West, Florida, y continuó su patrullaje hacia el sur.

El equipo del Stone practicó comunicaciones con la Fuerza de Defensa de Guyana durante un escenario de interceptación rápida. Esta evolución requirió concentración y atención a ambos extremos de la radio.

En Brasil, la tripulación practicó comunicaciones y navegación en formación cerrada, una habilidad esencial para operaciones conjuntas y combinadas. El equipo del Stone también ofreció presentaciones a los miembros de la Marina de Brasil sobre prácticas y tácticas de control de cumplimiento del derecho marítimo.

“Tener la oportunidad de trabajar juntos y de intercambiar ideas nos ayuda a todos a ser más idóneos para alcanzar nuestros objetivos en común”, señaló McCarthey.

El Stone fue el primer buque de la Guardia Costera de Estados Unidos en llegar a un puerto de Uruguay en más de una década. La tripulación del Stone dio a conocer a los anfitriones el alcance completo de la misión y las operaciones de la Guardia Costera, respondió preguntas técnicas y transmitió las mejores prácticas. Uruguay además manifestó interés en participar en otras oportunidades de intercambio profesional y operaciones conjuntas en el futuro.

La tripulación del Stone tuvo una oportunidad única de forjar nuevos vínculos y afianzar las alianzas existentes ante una crisis mundial y lo hizo mediante la colaboración presencial y virtual, consciente de los riesgos que implicaba la tarea.

“Tenemos un gran interés no solo en negociar acuerdos internacionales para enfrentar la pesca INDNR, como hicimos con el Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto. También apoyamos plenamente el trabajo que está haciendo la Guardia Costera para entablar relaciones y fortalecer la eficacia operativa de todos los estados costeros a fin de combatir la pesca INDRN”, dijo David Hogan, director interino del Sector de Conservación Marina de la Oficina de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales en el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

La Operación Cruz del Sur promete ampliar las relaciones de EE.UU. con estos gobiernos socios. Más allá de la inmediatez de la Operación Cruz del Sur, el gobierno estadounidense pretende que estas colaboraciones promuevan la estabilidad, la seguridad y la prosperidad económica de la región en el largo plazo.

La tripulación del Stone ahora se prepara para entrar en servicio el 19 de marzo.

El buque lleva el nombre del difunto Comandante Elmer “Archie” Fowler Stone, quien en 1917 se convirtió en el primer aviador de la Guardia Costera y dos años más tarde fue uno de los dos pilotos que completaron con éxito un vuelo transatlántico en un hidroavión de la Marina que aterrizó en Portugal.

Con información de López-Dóriga Digital

atlanticooperación cruz del surpesca ilegal
Menú de accesibilidad