Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Cientos de migrantes en Bosnia en huelga de hambre para denunciar su abandono

Cientos de migrantes en Bosnia en huelga de hambre para denunciar su abandono - Foto de EFE
Foto de EFE

La activista humanitaria Zahida Bihorac Odobasic declaró que se trata de "una catástrofe humanitaria de la que todos son responsables"

Cientos de migrantes que permanecen al raso en el destruido campo de Lipa, en el noroeste bosnio, protestan por cuarto día consecutivo con una huelga de hambre para denunciar su situación de abandono en medio del invierno.

El secretario de la Cruz Roja de Bihac (noroeste), Selam Midzic, declaró que le preocupa la huelga por la salud de los migrantes en Lipa, donde carecen de electricidad y agua corriente en medio de la pandemia.

Eso podría causar diferentes enfermedades en el campo. Lo que ocurre no es bueno para los migrantes agotados por el hambre y eso es uno de los mayores problemas ahora”, dijo Midzic al portal bosnio Faktor.

Midzic también aseguró que grupos organizados vigilan si todos siguen la protesta, ya que muchos aceptarían la comida, proporcionada sobre todo por Cruz Roja, pero la rechazan por miedo a represalias.

Pueden producirse enfrentamientos entre ellos mismos, con el grupo que impide que acepten la comida”, explicó.

La activista humanitaria Zahida Bihorac Odobasic declaró este lunes a Efe que se trata de “una catástrofe humanitaria de la que todos son responsables”.

Criticó a la Organización Internacional de Migraciones (OIM), que se retiró de Lipa el pasado 23 de diciembre, y las autoridades locales por la mala gestión de la crisis.

Unos 900 migrantes permanecen al raso en el campo provisional de Lipa desde que fuera destruido en un incendio hace diez días.

El Ejército bosnio instaló el pasado día 1 varias tiendas de campaña en Lipa pero las frecuentes lluvias ralentizan la instalación de camas y contenedores que deberían mejorar las condiciones de alojamiento.

Los intentos de las autoridades bosnias, la pasada semana, de trasladar a los migrantes de Lipa al antiguo centro de acogida Bira en la cercana ciudad de Bihac, o en Bradina (sur), fracasaron por la resistencia de la población y los dirigentes locales a la llegada de esas personas a sus regiones.

Nermin Kljajic, ministro del Interior del cantón de Una-Sana, cuya capital es Bihac, consideró a los migrantes una amenaza para la seguridad y rechazó su traslado allí.

Con información de EFE

bosniahuelga de hambremigrantes
Menú de accesibilidad