Cadáveres de pasajeros pobres del Titanic pudieron ser arrojados al mar

Luego de que un nuevo documental sobre el hundimiento del Titanic señalara que el incidente fue causado por un incendio en la sala de calderas y no por una colisión con un iceberg gigante, se descubrió una serie de telegramas que revelan la intención de arrojar al mar los cuerpos de los pasajeros más pobres.

Ahora, los reflectores se han centrado sobre Frederick Larnder, capitán del navío Mackay Bennett, quien rescató los restos de alrededor 300 pasajeros muertos, del 17 al 24 de abril de 1912.

De acuerdo con Daily Mail, el oficial manifestó su intención de arrojar al mar los cadáveres de los pasajeros más pobres y dejar abordo los de primera y segunda clase, luego de ver superada la capacidad del buque.

“Del millar y medio de fallecidos, solo se recuperaron del mar 328 cadáveres. En barco que más cuerpos rescató fue el “Mackay Bennet”, que recogió trescientos siete cadáveres entre los días 17 y 24 de abril”, señaló Jorge Olier, autor de ‘La historia del Titanic y los grandes transatlánticos’.

La serie de telegramas enviados en su mayoría por Larnder, desvelaron que el capitán señaló que la razón de esto era que su barco carecía de espacio para regresar a todos los cadáveres a puerto, por lo que registró los cuerpos y con base a su clase social, solicitó que le dejaran tomar la decisión.

Foto de Daily Mail

Los 181 telegramas fueron enviados a los responsables de la compañía naviera White Star Line, la cual operaba el Titanic. Las misivas fueron guardadas por un empleado de la Cunard Line, que compró a la White Star en 1934.

El trabajador pasó los telegramas a su hija quien se los cedió al historiador Charles Haas, quien los restauró por más de treinta años.

“La colección desarrolla con gran detalle lo difícil que fue el proceso de salvamento de los cuerpos. Los marineros dejan patente un sincero estrés en los mensajes”, explicó Hass, quien detalló que presuntamente 116 cuerpos fueron arrojados al mar.

Entre los telegramas destaca uno en el que se insta al capitán a llevar a puerto todos los cadáveres posibles. “Es absolutamente necesario que traiga todos los cuerpos que pueda acomodar”, a lo que el marino respondió: “Se ha hecho un registro cuidadoso de todos los papeles de dinero y objetos de valor encontrados en los cuerpos. ¿No sería mejor enterrar los cuerpos en el mar a menos que los parientes pidieran específicamente preservarlos?”.

Foto de Daily Mail

Con información de ABC.es