Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Bolsonaro dice que prisa por vacuna contra COVID-19 no se justifica en Brasil

Bolsonaro dice que prisa por vacuna contra COVID-19 no se justifica en Brasil - Presidente Jair Bolsonaro de Brasil. Foto de EFE
Presidente Jair Bolsonaro de Brasil. Foto de EFE

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este sábado que la prisa por la compra de la vacuna contra COVID-19 y su distribución no se justifica e insistió en que la pandemia está llegando a su fin en Brasil, pese a que los números de los últimos días evidencian una segunda ola más letal.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este sábado que la prisa por la compra de la vacuna contra COVID-19 y su distribución no se justifica e insistió en que la pandemia está llegando a su fin en Brasil, pese a que los números de los últimos días evidencian una segunda ola más letal.

“La pandemia realmente está llegando a su fin. Los números han mostrado eso. Estamos con una pequeña subida ahora, pero se trata de un pequeño repique, que es previsible”, aseguró el líder de la negacionista ultraderecha brasileña en una entrevista que concedió para una transmisión al vivo en redes sociales de uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro.

Pero la prisa por la vacuna no se justifica, porque es algo (el inmunizante) que afecta la vida de las personas. Cuando uno se inocula algo, el sistema inmunológico puede reaccionar de forma imprevista”, agregó el mandatario, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, que llegó a tratar el COVID-19 como una “gripecita” y un crítico de todas las medidas de distanciamiento social para frenar la enfermedad.

Dijo igualmente que la vacuna no puede ser colocada en el mercado hasta que no sea aprobada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, ente regulador).

Bolsonaro, que el miércoles firmó un decreto ejecutivo que permite al gobierno contraer una deuda de 20 mil millones de reales (unos cuatro mil millones de dólares) para adquirir vacunas contra el coronavirus, afirmó que “no estoy con prisa para gastar ese dinero”.

No estamos politizando (la crisis sanitaria). No tengo prisa en gastar. No estamos con prisa en gastar dinero. Nuestra prisa es con salvar vidas. No quiero hacer juicios anticipados de nadie, pero es muy sospechosa esa prisa para que gastemos los 20 mil millones de reales comprando la vacuna”, afirmó.

El gobierno brasileño anunció el miércoles las líneas maestras de su futuro plan de vacunación contra el COVID-19, que prevé inmunizar a los 210 millones de habitantes en unos 16 meses, pero aún no fijó una fecha de inicio del proceso.

El Ministerio de Salud alega que tan sólo definirá la fecha de inicio de la campaña de inmunización cuando la Anvisa apruebe alguna de las vacunas desarrolladas contra la covid y que ya son aplicadas en varios países.

La Corte Suprema de Justicia decidió el jueves por amplia mayoría que la vacunación será obligatoria pero no forzosa, por lo que autorizó a los gobiernos regionales y municipales a imponer sanciones a quienes no se vacunen, como vetar la matrícula en las escuelas a niños sin vacuna.

Bolsonaro insiste en que vacunación no será obligatoria

Pero Bolsonaro insistió en su entrevista de este sábado que, pese a lo decidido por la máxima corte, la vacunación será voluntaria.

El jefe de Estado agregó que cualquier vacuna tiene que ser aprobada por la Anvisa antes de poder ser aplicada en el país al ser interrogado sobre un proyecto aprobado por la Cámara y que flexibiliza las reglas para la aprobación de los inmunizantes.

Según los datos divulgados este sábado por el Ministerio de Salud, Brasil registró en las últimas 24 horas 706 muertes por coronavirus, con lo que el número de fallecimientos llegó a 186 mil 356, así como 50 mil 177 nuevos contagios, que elevaron el total de casos a más de 7.21 millones.

Los datos confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y el segundo país con mayor número de muertes por covid, después de Estados Unidos, y el tercero con más casos, tras Estados Unidos e India.

Las estadísticas de la última semana dejaron claro que Brasil vive una segunda ola de la epidemia sin haber superado la primera.

Brasil registró el miércoles un récord de 70 mil 574 casos pese a que la curva de contagios venía descendiendo y el promedio diario en 14 días llegó a bajar a 18 mil 600 contagios el 10 de noviembre pasado. Este sábado el promedio en los últimos 14 días ya había subido hasta 45 mil 430 casos diarios.

De la misma forma, Brasil registró el miércoles pasado mil 92 muertes, el mayor número en un día desde el 15 de septiembre (mil 110), con lo que volvió a sumar más de un millar de fallecimientos por día, algo que no ocurría desde el 30 de septiembre (mil 31).

Según las estadísticas del Ministerio, el promedio de muertes en los últimos 14 días subió este sábado hasta las 694.86 diarias, con un crecimiento del 13.62 por ciento frente al de hace una semana (611.57 el 12 de diciembre) y del 27.35 por ciento en comparación con el de hace dos semanas (545.64 el 5 de diciembre).

Con información de EFE

brasilcoronaviruscovid-19jair bolsonarovacunaVacunación
Menú de accesibilidad