Activistas de Cuba denuncian arrestos e intimidaciones por marcha del 15N
Banderas de Cuba como parte de protesta. Foto de EFE

Activistas y organizaciones denunciaron detenciones, arrestos domiciliarios e intimidaciones de las autoridades en Cuba para impedir la marcha disidente del 15 de noviembre en la isla, que al final no tuvo seguimiento.

Archipiélago, el grupo de activistas que convocó la protesta, aseguró en un comunicado que han registrado “más de 100 activistas sitiados, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, actos de repudio, violencia, amenazas, coacción y discursos de odio”.

La ONG jurídica Cubalex asegura haber confirmado al menos 77 casos de arrestos, personas sitiadas en sus domicilios o víctimas de “actos de repudio”, acciones similares a escraches en las que partidarios del Gobierno de Cuba acuden al domicilio de opositores para intimidarlos con gritos y amenazas.

Uno de los actos de repudio más difundidos fue el que sufrió en la localidad central de Santa Clara la conocida activista Saily González, a cuyo domicilio acudieron varias decenas de personas a gritar consignas, como muestra un video que ella misma publicó en redes sociales.

Según Cubalex, el rapero Maykel Osorbo -uno de los intérpretes de la canción “Patria y Vida”, junto a Yotuel, Gente de Zona y Descemer Bueno- recibió un acto de repudio en la prisión donde está encerrado desde mayo.

Entre los arrestos, más de 50 registrados hasta ahora por la ONG, destacan los de Manuel Cuesta Morúa, vicepresidente del Consejo para la Transición Democrática en Cuba, la activista y curadora de arte Carolina Barrero, y José Daniel Ferrer Cantillo, hijo del conocido líder de Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer García. Todos siguen detenidos.

Tanto Ferrer García como el líder del Movimiento San Isidro (MSI), Luis Manuel Otero Alcántara, permanecen en prisión desde julio.

La mayoría de coordinadores de Archipiélago, la plataforma de jóvenes críticos que convocó la protesta del 15N en Cuba, fueron en los últimos días víctimas de alguna de estas acciones intimidatorias, aseguró a Efe desde EE.UU. la directora de Cubalex, Laritza Diversent.

El rostro más visible de Archipiélago, el joven dramaturgo Yunior García Aguilera, sufrió el domingo un arresto domiciliario y un acto de repudio.

Otros activistas denunciaron en las redes sociales haber sido sometidos a arresto domiciliario desde el fin de semana, como es el caso de los periodistas independientes Abraham Jiménez Enoa y Luz Escobar. “Llegaron dos agentes a mi casa para vigilarme. Intenté salir ayer pero me dijeron que no podía salir”, declaró Escobar a la Agencia Efe.

Article 19 MX-CA, una ONG mexicana que defiende la libertad de prensa y expresión, aseguró que hasta el momento ha registrado nueve agresiones contra periodistas independientes con relación a la protesta del 15N en Cuba: “todos se encuentran bajo arresto domiciliario y algunos reportan cortes del servicio de internet”.

La marcha del 15N, convocada por activistas con más de un mes de antelación y declarada ilegal por el Gobierno, finalmente no tuvo seguimiento y la jornada del lunes transcurrió como un día normal en Cuba, solo que con más presencia de agentes policiales tanto uniformados como vestidos de civil.

El Gobierno cubano retiró el pasado sábado, horas antes del inicio de las protestas, las acreditaciones a todos los periodistas y gráficos de la Agencia Efe en la isla sin explicar motivos ni aclarar si se trataba de una medida temporal o permanente.

Horas después las autoridades se las restituyeron a dos de los seis periodistas del equipo, algo que la presidenta de la Agencia Efe, Gabriela Cañas, ha considerado “insuficiente” y reclamado que se devuelvan todas.

Con información de EFE