Argentina vuelve a romper récord de casos diarios por COVID-19, con 95 mil 159 contagios
Foto de EFE

Argentina volvió a romper este miércoles su récord de contagios por coronavirus después de notificar 95 mil 159 casos en tan solo 24 horas, en medio del ascenso vertiginoso de las infecciones durante las últimas semanas.

En esta jornada se superó la anterior marca histórica de 81 mil 210 casos notificada en el día de ayer.

Según el informe diario difundido por el Ministerio de Salud, un total de 407 mil 825 personas están cursando actualmente la enfermedad en el país, cuyo número total de positivos desde que comenzó la pandemia asciende a cinco millones 915 mil 695.

Esta situación coincide con la circulación de miles de personas que cursan sus vacaciones de verano y viajan por toda Argentina, en donde prácticamente no existen restricciones por la pandemia.

Asimismo, este miércoles murieron 52 personas por COVID-19, la cifra más alta desde el pasado 12 de octubre y que eleva el número de víctimas mortales desde que comenzó la pandemia hasta un total de 117 mil 346.

El número de pacientes con diagnóstico confirmado de COVID-19 que permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos (UCI) fue este miércoles de mil 396, 178 más que ayer pero ampliamente por debajo de la marca máxima de siete mil 969 del pasado 14 de junio.

El porcentaje de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 37.2 por ciento a nivel nacional y del 38.1 por ciento si solo se considera Buenos Aires y su periferia.

Vacunación y restricciones en Argentina

Con unos 45 millones de habitantes, Argentina continúa con su campaña de vacunación contra el coronavirus iniciada a finales del año pasado: hasta el momento, 38.3 millones de personas cuentan con una dosis y otras 33 millones presentan el esquema completo de vacunación.

Asimismo, 2,6 millones de argentinos han recibido una tercera dosis adicional y otros 3,6 millones una dosis de refuerzo, en el marco de la estrategia de vacunación iniciada hace varias semanas para reforzar la inmunidad de diversos grupos.

Aunque en octubre pasado el Gobierno argentino flexibilizó la mayoría de las restricciones vigentes, entre ellas la apertura total de fronteras, los casos comenzaron a ascender en noviembre y se dispararon en el último mes, dando lugar a la denominada “tercera ola” de coronavirus.

El 1 de enero de este año entró en vigor el uso del pase sanitario, que requerirá acreditar esquemas completos de vacunación para poder asistir a actividades consideradas de “riesgo epidemiológico”, como eventos masivos al aire libre o en espacios cerrados.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país y el que encabeza la lista de contagios en esta nueva ola de la pandemia, descartó este miércoles la implantación de nuevas restricciones mientras el sistema sanitario esté en buen funcionamiento.

“En tanto no tengamos un aumento de las internaciones o un aumento de los fallecimientos que nos ponga en riesgo el sistema de salud, no lo vamos a hacer (imponer restricciones). No hay nada que adelantar porque, de momento, no hay ninguna de esas medidas en la carpeta”, aseveró en rueda de prensa el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak.

Con información de EFE