Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

América Latina y el Caribe rozan los cinco millones de casos de COVID-19

América Latina y el Caribe rozan los cinco millones de casos de COVID-19 - Un trabajador de la salud le practica una prueba para COVID-19 a mujer en Villa Fiorito, en la provincia de Buenos Aires. Foto de EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.
Un trabajador de la salud le practica una prueba para COVID-19 a mujer en Villa Fiorito, en la provincia de Buenos Aires. Foto de EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.

América Latina y el Caribe roza los cinco millones de contagiados de COVID-19; según la OMS, es una enfermedad que va "para largo"

América Latina y el Caribe rozaron este lunes los cinco millones de contagiados de coronavirus que, según el Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una enfermedad que va “para largo”.

Según el recuento que hace la estadounidense Universidad Johns Hopkins, la cifra total en esta parte del mundo alcanzó este lunes los 4 millones 985 mil 39 enfermos.

En Latinoamérica los números más significativos de contagiados los tienen Brasil con 2 millones 750 mil 318, seguido por México (443 mil 813), Perú (428 mil 850), Chile (361 mil 493), Colombia (317 mil 651) y Argentina (201.919).

En el norte del continente, Estados Unidos, con 4.6 millones de casos, encabeza la lista de países con el mayor número de contagios, con lo que América, con 9.6 millones de infecciones, es de lejos el continente más afectado del planeta.

Regionalmente, el listado de fallecimientos lo encabeza nuevamente Estados Unidos, con 154 mil 319 víctimas fatales, seguido de Brasil (93 mil) y México (47 mil).

Las elevadas cifras americanas tienen activadas todas las alarmas, más por el hecho de que el Comité de Emergencias, compuesto por 18 científicos de diversos países, aseguró este lunes que “la pandemia es una crisis sanitaria que ocurre solo una vez por siglo y sus efectos se dejarán sentir en las décadas que vienen”.

Los expertos manifestaron que “muchos países que creyeron que ya habían pasado lo peor se están ahora enfrentando a nuevos brotes y algunos que resultaron menos afectados en las primeras semanas están viendo el aumento de casos y muertos”.

Deshonrosos récords

Precisamente, América Latina ha experimentado en los últimos días un incremento significativo de los casos positivos para COVID-19 y de letalidad de la enfermedad.

Colombia, por ejemplo, fue este domingo el cuarto país del orbe en nuevos contagios de coronavirus con un recórd de 11 mil 470 casos positivos, cifra con la que alcanzó los 317 mil 651 infectados.

En Perú, COVID-19 volvió a tomar fuerza un mes después de que se levantó oficialmente la cuarentena en gran parte del país al cerrar julio con un récord de 7 mil 448 nuevos contagios en un día y a un ritmo de un caso nuevo por cada cuatro pruebas realizadas.

La última semana ha sido especialmente crítica para los peruanos, que completaron 428 mil 850 contagios y 19 mil 408 muertes, pues la propagación del virus se ha vuelto a acelerar cuando se cumple un mes desde que el Gobierno eliminó la cuarentena en 18 de las 25 regiones y dos semanas desde que se reinició el transporte regular de pasajeros entre provincias.

También, Bolivia reportó este lunes un nuevo récord diario de fallecidos por COVID-19, con 89 muertes, lo que eleva a 3 mil 153 los decesos confirmados.

El viernes pasado se determinó ampliar hasta el 30 de agosto la cuarentena llamada “dinámica”, que rige para los bolivianos desde principios de junio y que sucedió a la cuarentena rígida que se aplicó desde marzo cuando aparecieron los primeros contagios.

El domingo se anunció la clausura del año escolar a partir de este lunes, una medida que a pesar de la desbordada crisis sanitaria desató toda clase de críticas.

La situación es compleja igualmente en México, que inició su plan de reactivación económica de una “nueva normalidad” el 1 de junio, con un semáforo epidemiológico de cuatro colores que determina las actividades permitidas para cada uno de los 32 estados.

Pero desde entonces, la pandemia rompe cada vez más récords en la nación, que el pasado viernes acumuló más de 47 mil 472 fallecidos y 439 mil 46 casos.

Incluso Puerto Rico, en donde la enfermedad todavía no se ha ensañado, presenta actualmente la mayor alza de casos desde el inicio de la pandemia con 455 nuevos confirmados y 532 probables.

Las autoridades de la isla dieron a conocer que tras el total de casos del sábado anterior, los números ascienden a 6 mil 543 confirmados y 11 mil 239 probables.

 

Aumentan los funcionarios americanos contagiados

Del voraz avance del coronavirus en América no se han salvado ni presidentes como el brasileño Jair Bolsonaro, que ya se recuperó, ni ministros o congresistas.

Tal es el caso del legislador demócrata por Arizona Raúl Grijalva, quien el primero de agosto anunció que dio positivo para COVID-19, convirtiéndose en el segundo integrante del Congreso de Estados Unidos en haber contraído la enfermedad en menos de una semana.

El primer afectado fue el congresista republicano de Texas Louie Gohmert, quien según los medios estadounidenses se ha negado durante la pandemia a ponerse máscara. Ya son más de media docena los legisladores estadounidenses que han dado positivo en lo que va de pandemia.

El jefe del Gabinete de la Presidencia de Brasil, Walter Braga Netto, se sumó a la lista al dar positivo hoy y convertirse así en el séptimo ministro de Bolsonaro en contraer el virus.

Este martes se conoció también que el coronavirus ha golpeado a más de la mitad del gabinete del Gobierno interino de Jeanine Áñez en Bolivia, en el que al menos once ministros transitorios de sus 17 contrajeron el virus cumpliendo sus funciones en esta emergencia sanitaria.

Pero, la peor cifra en ese sentido la reportó Guatemala este lunes al informar que ha contabilizado más de 2 mil 500 funcionarios y servidores públicos enfermos de SARS-CoV-2, incluidos al menos 54 fallecidos desde que las autoridades detectaran el primer caso positivo el 13 de marzo.

Con información de EFE

américa latinacaribecoronaviruscovid-19
Menú de accesibilidad