Estrenan documental de Maradona en Cannes sin su presencia
Foto de Notimex

Tan legendario como controvertido, Diego Maradona es objeto de un documental que fue presentado este domingo en Cannes, un estreno al que finalmente el astro argentino no asistió por una lesión en un hombro.

Aunque era una de las estrellas más esperadas del certamen, Maradona se perdió el estreno de la película firmada por el director británico Asif Kapadia.

Foto de AFP

El astro argentino, actual entrenador de los Dorados de Sinaloa de México, “se hizo daño en un hombro y al parecer tendrá que operarse”, dijo Kapadia.

“Es triste que no pueda estar esta noche. Me hubiese gustado que disfrutara de este público”, añadió desde la alfombra roja el director.

Maradona había estado en Cannes en 2008, cuando vino para presentar otro documental sobre su figura, el del serbio Emir Kusturica.

La cinta sobre la estrella de fútbol cierra la trilogía iniciada con el piloto brasileño de Fórmula 1 Ayrton Senna y la cantante Amy Winehouse, con la que Kapadia ganó un Óscar en 2016.

El cineasta se concentra en los años de Maradona con el Nápoles, desde su presentación en 1984 ante 70 mil espectadores enloquecidos hasta su control positivo de cocaína en 1991 que marcó el principio de su declive.

Repasa los momentos álgidos, como la victoria en el Mundial y sus títulos con el equipo italiano que le convirtieron en Dios a ojos de muchos aficionados; así como los decadentes, marcados por la droga, la presión, los escándalos.

Intenta también descubrir al hombre que se encuentra detrás del genio. Y para mostrar más a Diego que a Maradona, Kapadia hace hablar al astro argentino, así como a toda su familia y a amigos. Y utiliza unas 500 horas de imágenes inéditas procedentes de los archivos personales del exfutbolista.

Maradona nació hace 58 años, pero parece haber vivido más de una existencia: volvió del abismo de las adicciones a las drogas y el alcohol, después de gozar la gloria en las canchas.

Fue campeón mundial en México 1986 y el mejor jugador del mundo de aquella época.

Es una leyenda tanto por el segundo gol a Inglaterra, el mejor en los mundiales como por el primero, con la trampa de ‘la mano de Dios’, en el 2-1 en cuartos de final en el estadio Azteca.

Con información de AFP