Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

México podría beneficiarse del COVID-19 y la guerra comercial entre EE.UU. y China, expone WSJ

México podría beneficiarse del COVID-19 y la guerra comercial entre EE.UU. y China, expone WSJ - Comercio exterior
Foto de Archivo muestra a contenedores con mercancías. Foto de Chuttersnap para Unsplash

Aunque México podría beneficiarse de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, hay factores que afectan la inversión extranjera

Con las cadenas de suministro en el mundo en desorden debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como por el coronavirus, México podría aprovechar esta situación si las empresas estadounidenses deciden diversificarse lejos del país asiático, señala un artículo de The Wall Street Journal.

Con la aprobación del T-MEC, ahora México ha reemplazado a China como el mayor socio comercial de Estados Unidos.

Estas fricciones comerciales entre Estados Unidos y China y el coronavirus definitivamente deberían ser un regalo del cielo para México”, comentó Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs Group Inc. “México estaría extremadamente bien posicionado para capturar parte de ese comercio”.

Aunque México podría beneficiarse a largo plazo de estas condiciones, hay razones para ser cuidadosos al pensar que una avalancha de empresas vendrán al país.

En principio, los números no sugieren que México disfrute de un “boom” en cuanto a inversión extranjera, que en 2019 cayó un 5.2 por ciento en comparación con 2018, de acuerdo con datos preliminares del gobierno. Además, en el país la economía se contrajo un 0.1 por ciento.

Las exportaciones de México a los Estados Unidos han crecido de manera moderada en el último año y medio, mucho más lento que las de países como Vietnam.

Expertos en la materia señalan que pese al T-MEC, el gobierno de Trump podría alterar las relaciones comerciales en cualquier momento.

A esta incertidumbre se suman las políticas económicas del presente Andrés Manuel López Obrador, y el aumento de la violencia en México.

No creo que las relaciones comerciales estén lo suficientemente establecidas como para impulsar la inversión a largo plazo en México como centro”, dijo Gustavo Rangel, economista jefe para América Latina de ING Financial Markets. “Claramente, China es una apuesta más arriesgada, pero no está claro hasta qué punto eso benefició a México”.

Además del salto en las exportaciones de autos en 2018, las exportaciones de manufactura de México no han tenido el aumento esperado ante las tensiones entre EE.UU. y China, señaló el economista Brad Setser, miembro senior del Consejo de Relaciones Exteriores, un es un grupo de expertos sin fines de lucro de los Estados Unidos que se especializa en política exterior y asuntos internacionales de ese país.

En contraste, el crecimiento anual en las importaciones estadounidenses de productos manufacturados de Vietnam aumentó a más del 40 por ciento a inicios de 2019, y se mantuvo por arriba del 30 p0r ciento hasta el final de ese año, de acuerdo con datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Las importaciones mensuales de manufacturas de Estados Unidos desde México crecieron cerca del 10 por ciento al mes al principio de 2019, pero disminuyeron al final del año, mientras que el crecimiento de importaciones de EE.UU. desde China se contrajo de manera brusca en el año pasado.

Es imposible argumentar en un sentido estadístico que ha habido un gran cambio visible hacia México”, comentó Setser.

Setser declaró que una gran razón por la que la manufactura podría quedarse en Asia en lugar de reubicarse es que las cadenas de suministro en industrias como la de electrónicos están profundamente arraigadas, además de que se mantienen costos bajos. México carece de una cadena de suministro profunda en áreas fuera del sector automotriz.

A pesar de este panorama, México podría beneficiarse a largo plazo.

Los salarios de fabricación en México son menores que en China, además de la cercanía que tiene con Estados Unidos y que comparten lazos culturales y zonas horarias similares con las empresas estadounidenses.

José Luis Bernal, embajador de México en China, dijo que al menos tres empresas automotrices chinas (Changan, BYD y JAC Motors) planeaban comenzar o expandir su producción en México para el siguiente año.

Además, el fabricante de cámaras GoPro Inc. trasladó la mayor parte de su producción con destino a EE. UU. desde China a Guadalajara para evitar posibles aranceles y ahorrar en costos.

No obstante, las políticas de López Obrador están socavando el potencial de inversión extranjera en México, de acuerdo con especialistas.

La inversión extranjera rezagada en México ha sido una tendencia a largo plazo. En la última década, la inversión extranjera directa promedió el 1.6% del producto interno bruto en México; en contraste, entre 1995 a 2007 promedió el 2.2 por ciento del PIB, de acuerdo con Sergi Lanau, economista jefe adjunto del Instituto de Finanzas Internacionales en Washington D.C.

Con información de Wall Street Journal

chinacoronavirusEstados Unidosexportacionesmexicopandemia
Menú de accesibilidad