China está “confundida e irritada” por comportamiento de Trump

China está “confundida e irritada” por comportamiento de Trump - Donald Trump y Xi Jinping. Foto de AFP / Jim Watson China
Donald Trump y Xi Jinping. Foto de AFP / Jim Watson

Los funcionarios de China están "desconcertados e irritados" por el comportamiento del gobierno estadounidense tras la cumbre del G20

China se encuentra confundida por la versión del gobierno del presidente Donald Trump sobre lo que sucedió en la cumbre del G20 en Buenos Aires.

Tras la reunión clave entre el Trump y el presidente chino, Xi Jinping, los funcionarios de Beijing están “desconcertados e irritados” por el comportamiento del gobierno estadounidense, informó el Washington Post.

El rotativo citó a un exfuncionario de Estados Unidos que ha estado en contacto con esos funcionarios de China.

“No se hace esto con los chinos. No deben proclamarse triunfalmente en público todas sus concesiones. Es una locura”, dijo al Post el exfuncionario, quien pidió el anonimato.

Durante la cena en la cumbre del G-20 en Argentina, los mandatarios de China y Estados Unidos se reunieron.

La Casa Blanca dijo que las naciones acordaron una tregua de 90 días en torno al comercio.

Sin embargo, el Post informó que los chinos no han reconocido un plazo de 90 días para las conversaciones y no han dicho que aumentarían “de inmediato” las compras de productos agrícolas de Estados Unidos.

También hay “diferencias significativas” entre las versiones de los dos gobiernos de lo que se acordó en la cena, según el Washington Post.

En una serie de tuits, Donald Trump dijo que está buscando hacer un “trato justo”, pero recalcó que será “un hombre arancelario” si las conversaciones terminan desmoronándose.

La Casa Blanca ha presionado para que Pekín realice cambios para reducir el déficit comercial de EE.UU. con China para controlar “abusos comerciales” como el presunto robo de propiedad intelectual por parte de China.

Washington ya impuso impuestos por 250 mil millones de productos chinos y prometió gravar 267 mil millones adicionales en importaciones de China si ciertas prácticas no cambian.

Mientras tanto, China ha impuesto aranceles por unos 110 mil millones de dólares en productos estadounidenses.

Wall Street aplaudió la decisión de detener la guerra comercial entre Estados Unidos y China el lunes, pero los economistas no están convencidos de que esto lleve a una solución concreta.

Con información de CNBC

chinadonald trumpEstados Unidosxi jinping