Desempleo en México cayó al 3.5 por ciento en diciembre
Hombres ofrecen sus servicios de trabajo en las rejas de la Catedral Metropolitana, en Ciudad de México. Foto de EFE / Archivo

La tasa de desempleo en México se ubicó en 3.5 por ciento de la población económicamente activa (PEA) en diciembre de 2021, una cifra inferior al 3.8 por ciento del mismo mes en 2020, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“La población desocupada fue de 2.1 millones de personas e implicó una tasa de 3.5 por ciento de la PEA. Respecto a diciembre de 2020 la población desocupada se mantuvo sin variación y la tasa de desocupación fue menor en 0.3 puntos porcentuales”, indicó el Inegi en un comunicado.

En cifras desestacionalizadas (sin factores coyunturales por temporada), la tasa de desocupación fue de 4 por ciento, un 0.1 punto porcentual mayor al del mes anterior.

La PEA fue de 59 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 59.5 por ciento. Dicha población fue superior en casi 4.3 millones respecto a la de diciembre de 2020, cuando la pandemia forzó la salida de millones de personas del mercado laboral.

Dentro de la PEA, la población ocupada se ubicó en 96.5 por ciento en diciembre de 2021.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para disponer más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, representó 10 por ciento del total de la ocupada, un nivel inferior al índice de 14.1 por ciento del mismo mes de 2020.

Por sectores e informalidad

La ocupación informal en diciembre de 2021 ascendió a 32.2 millones y situó la tasa en 56.5 por ciento, superior en 0.8 puntos porcentuales a la de diciembre de un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios 43.1 por ciento del total; en el comercio 19.2 por ciento; en la industria manufacturera 16.6 por ciento; en las actividades agropecuarias 11.8 por ciento; en la construcción 7.9 por ciento.

Además, en “otras actividades económicas” (que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas) se ocupó el 0.7 por ciento de la población activa, mientras que 0.7 por ciento no especificó su actividad.

Del total de ocupados, 68 por ciento opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, mientras que 22.9 por ciento trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados.

Por su parte, 5 por ciento son patrones o empleadores y finalmente el 4.1 por ciento se desempeñan en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.

Por género, la PEA femenina en diciembre fue de 23.3 millones y la masculina de 35.7 millones, con una tasa de participación económica de 44.6 por ciento en las mujeres en edad de trabajar y de 76.2 por ciento en los hombres.

Además de casi 4.5 millones de contagios y más de 302 mil muertes, la quinta cifra más alta del mundo, la crisis de COVID-19 provocó en México una contracción de alrededor de 8.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, y para 2021 se prevé un repunte de 6 por ciento.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la economía mexicana creó 846 mil 416 empleos formales en 2021, 4.3 por ciento más que en 2020, y consta de un total de 20.62 millones de trabajadores afiliados.

Con información de EFE