Fanáticos de 49ers y Chiefs calientan el Super Bowl en Las Vegas
Fanáticos de 49ers y Chiefs calientan el Super Bowl en Las Vegas. Foto de EFE

Del lujoso hotel Bellagio al Allegiant Stadium, los aficionados de Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers tiñeron de rojo con sus camisetas el Strip de Las Vegas, que se paralizó para el fin de semana del Super Bowl en la gran fiesta de los excesos del deporte americano.

A falta de pocas horas para que 49ers y Chiefs se enfrenten en el Allegiant Stadium con el trofeo Vince Lombardi en juego, el Strip de Las Vegas está preparado por todo lo alto, con anuncios del partido en cada esquina y olas de aficionados y turistas que paralizan las calles.

“Hay bastante más trabajo, un viaje que normalmente te toma cinco minutos, esta semana te toma 20”, cuenta Daniel, un taxista venezolano que lleva casi diez años en Las Vegas tras una larga etapa de trabajo en su país natal.

Si el Super Bowl del año pasado en Arizona estuvo marcado por las largas distancias entre los hoteles, el estadio y los eventos especiales del ‘NFL Experience‘, este año en Las Vegas todo está concentrado en pocos kilómetros.

La NFL colocó el cuartel general del ‘NFL Experience‘ en el Mandalay Bay Convention Center, donde adultos y niños pueden disfrutar del fútbol americano con ejercicios de golpeo o de pase, así como ver cómo se produce el balón del Súper Bowl o tomarse fotos con el trofeo Vince Lombardi.

“Vine en avión con dos amigos desde San Francisco. Llegamos a las ocho de la mañana y nos quedamos hasta el lunes. Estamos esperando a ver si bajan los billetes, porque está carísimo. Pero tenemos unos bares en los que podemos ir a ver el partido”, dijo el hondureño Eric Mesa, aficionado de los 49ers.

Y es que aunque en las últimas horas el precio de las entradas ha bajado, los boletos más baratos se siguen vendiendo por más de 5 mil 900 dólares en las plataformas de venta en línea.

En ‘VividSeats‘, las entradas más caras se vendían por más de 38 mil dólares en la noche del viernes.

“Soy aficionado de los 49ers desde que tengo 17 años, cuando llegué a Estados Unidos. Esto es un sueño hecho realidad, siempre lo he querido”, agregó Mesa.

Tanto por razones de cercanía como por cantidad de aficionados en el país, los 49ers cuenta con clara superioridad numérica en Las Vegas.

Lo hicieron notar con sus camisetas, pero también con sus cánticos por las calles y por los pasillos de los hoteles.

“Let’s go Niners”, era el cántico más entonado por los fanáticos de ls 49ers.

“Vinimos manejando desde San José (California), vinimos como siete personas manejando hasta aquí, sin dormir. Son unas siete, ocho horas”, cuenta Rogelio, otro aficionado de origen latino de los 49ers.

Él tampoco pudo conseguir entradas, pero seguirá el partido con su grupo de amigos directamente desde la Ciudad del Jueg.

“Entradas bien caras, están carísimas para entrar no más a los festivales (NFL Experience)”, dijo.

Faltan pocas horas para que Patrick Mahomes y Brock Purdy, ‘quarterbacks’ respectivamente de Chiefs y 49ers, salten al campo del Allegiant Stadium para jugarse el trofeo Vince Lombardi.

Solo 65 mil afortunados podrán estar en el estadio para asistir el partido, en el que Usher será el encargado de protagonizar el espectáculo del descanso.

Con información de EFE