Telegram. Foto de Internet

Telegram se refuerza contra contenido terrorista en Indonesia

El Ministerio de Comunicaciones y Tecnologías de la Información advirtió el viernes que estaba preparando la clausura total de la app


Netlog

La aplicación de mensajes encriptados Telegram está formando un equipo de moderadores que están familiarizados con la cultura y el idioma de Indonesia para que puedan eliminar más rápido aquel “contenido relacionado con el terrorismo”, anunció el cofundador de la compañía el domingo, luego de que el gobierno limitara el acceso a la app y amenazara con prohibirla totalmente en el país asiático.

Pavel Durov, que junto con su hermano Nikolai fundó la aplicación en 2013, dijo en un mensaje a sus 40 mil seguidores en Telegram que no había respondido rápidamente a las peticiones del gobierno indonesio sobre bloquear una serie de canales ofensivos, grupos de chat en la aplicación, pero que ahora estaba tratando de enmendar la situación.

El Ministerio de Comunicaciones y Tecnologías de la Información advirtió el viernes que estaba preparando la clausura total de la aplicación en Indonesia, donde hay millones de usuarios, si sus creadores no desarrollaban procedimientos para bloquear el contenido ilegal.

Esta fotografía muestra la aplicación de mensajeria Telegram desde un teléfono el sábado 15 de julio de 2017 en Bangkok, Tailandia. El cofundador de la aplicación, Pavel Durov, dijo el domingo 16 de julio del mismo año que ya bloquearon las cuentas que el gobierno de Indonesia había solicitado. El gobierno dijo que hay grupos militantes que utilizan el servicio para reclutar indonesios y para llevar a cabo ataques. Foto de AP

Como una medida parcial, el ministerio pidió a las compañías de internet de Indonesia, la nación con mayor población musulmana, que bloqueara el acceso a 11 cuentas que ofrecían la versión de Telegram para computadoras de escritorio.

El director general para aplicaciones informáticas en el ministerio, Samuel Pangerapan, dijo que la app estaba siendo utilizada para reclutar indonesios a grupos milicianos, además de propagar odio y métodos de realizar ataques, incluso la fabricación de bombas.

En Indonesia existen seguidores del Estado Islámico. Foto de Islam Media Analysis

Presuntos milicianos arrestados recientemente por la policía de Indonesia contaron a las autoridades que se comunicaban entre ellos vía Telegram y que recibieron indicaciones para realizar ataques por medio de la aplicación, inclusive algunos de parte de Bahrun Naim, un indonesio perteneciente al grupo Estado Islámico y acusado de haber orquestado varios ataques en los últimos 18 meses.

Durov informó que ya bloqueó los canales que fueron reportados por el gobierno de Indonesia.

El ministro de Comunicaciones y Tecnología de la Información dijo que recibió la disculpa de Durov, quien al parecer no tenía conocimiento de las varias solicitudes hechas por el ministerio desde 2016.

Redacción