Diego y Frida en Detroit: el grandioso mural y la pérdida de su bebé
Mural de Diego Rivera en Detroit. Foto de Ivonne Frid.

Por: Ivonne Frid

De 1932 a 1933 en la época de la Gran Depresión, entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, el famoso muralista mexicano Diego Rivera realizó uno de sus más imponentes proyectos muralistas: 27 páneles de la historia y el proceso de la elaboración de automóviles de la Compañía Ford, en Detroit, Michigan, en los Estados Unidos.

Un proyecto en el que le pagaron más del doble de lo prometido (de $10 mil dólares a $20,889 mil de esa época, unos $300 mil dólares actuales).

Esta fue una obra que le pidió Edsel Ford, hijo de Henry Ford, presidente de la “Ford Motor Company”.

Albert Kahn, Frida Kahlo y Diego Rivera en Ford Motor Company

El muralista contó con la ayuda de siete asistentes que trabajaron jornadas de 15 horas diarias, con un día de descanso a la semana. Lo terminaron en aproximadamente 9 meses. La mayor parte del tiempo lo acompañó su esposa Frida Khalo.

Antes de empezar el proyecto, visitó las plantas del complejo industrial Ford River Rouge en Michigan.

Ahí platicó con algunos de los trabajadores (contaban con más de 100 mil empleados) para entender a profundidad el duro trabajo en las plantas automovilísticas.

Los enormes murales se encuentran en el interior del Rivera Court en el Instituto de Artes de Detroit (Detroit Institute of Arts, DIA).

Plasmó todo el proceso de fabricación de los coches: la extracción de materias primas, el fundido y armado de los automóviles.

También muestra los avances en el campo científico de la época, en el cual curiosamente destaca la vacunación. Este mural fue duramente criticado, por utilizar la imagen religiosa de la Natividad.

La representación del proletariado y su pensamiento marxista, así como su autorretrato y dos firmas se encuentran plasmados en su obra.

En ella critica al capitalismo, lo que causó una gran controversia: ver a Diego Rivera de pensamiento marxista y comunista trabajando para el presidente de la Compañía Ford en los Estados Unidos.

“Los Murales de la Industria de Detroit” son especiales y únicos en la carrera de Rivera. Representa a los obreros de diferentes grupos étnicos desempeñándose en las múltiples líneas de producción.

firma de diego rivera en mural de detroit
Firma de Diego Rivera en el mural de Detroit. Foto de Ivonne Frid.

Lo más interesante del proyecto es que comenzó poco después de estallar la Gran Depresión en los Estados Unidos, la cual dejó a miles de trabajadores sin empleo.
Rivera muestra elementos comunistas y marxistas de manera discreta, como la estrella del proletariado, la hoz y el martillo comunistas, y el color rojo.

Los murales se dividen en diferentes alas: este, oeste, norte y sur.

Ivonne Frid en Detroit Michigan
Ivonne Frid.

El este es el amanecer, la creación de la vida, donde plasmó la imagen del bebé que Frida perdió durante su estancia en el Hospital Henry Ford de Detroit. En la imagen muestra al bebé dentro del vientre materno arropado por la fertilidad de la tierra.
En el norte se encuentra la obscuridad, la elaboración de bombas químicas y la utilización del formaldehído que en esa época no se sabía que era dañino para la salud.

En esa sección Diego Rivera incluyó un autorretrato usando un bombín o sombrero negro de copa redonda, donde está observando a los trabajadores. Todos, incluyendo él, tienen la piel de color verde (el color verde fosforescente representa la enfermedad provocada por los químicos).

Autorretrato de Diego Rivera en Detroit
Autorretrato de Diego Rivera en Detroit. Foto de Ivonne Frid.

En el ala sur pintó el ensamblaje de los coches.

La única máquina que modificó se encuentra ahí ya que realizó una mezcla con la diosa azteca Coatlicue, figura temida por los Aztecas. Representa el deterioro de la calidad de vida de los trabajadores.

El oeste es el atardecer, representado con aviones y bombardeos, que son los usos destructivos de la tecnología.

En abril del 2014, el mural fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en los Estados Unidos.

ivonne Frid en Detroit
Ivonne Frid.